Marketing

Marketing y ventas, sí, son cosas diferentes

Es muy posible que hayas oído hablar de que el marketing son ventas, pero realmente esto es un debate que existe hace ya mucho. Aquí tienes mi opinión sincera:

El marketing y lo comercial no son lo mismo. Ni de broma.

Hay quien jura y perjura que las ventas no necesitan marketing, pero ¿qué opinas tú? Yo, por lo pronto, te voy a exponer lo que pienso, ¿te parece?

Con el marketing, el objetivo que perseguimos es el posicionamiento, es decir, alinear tu marca con tu nicho o industria. Es la necesidad constante de quien hace marketing dejar una marca en los clientes que ya tiene o que están por venir. Por otro lado están las ventas, cuyo secreto es vender más y más. Con una cuota de ventas que cubrir, no hay espacio para mucho más, ¿no te parece?

Otra diferencia que hay entre el marketing y las ventas es que en el primer caso, para crecer, es necesario tener una estrategia integrada y trabajarla. Esto significa trabajar el branding, las comunicaciones y, sí, lo comercial y las ventas. Los comerciales, por su parte, no se preocupan de estrategias, sino de utilizar las tácticas comerciales necesarias para vender más.

Existen cientos de aspectos técnicos que debe conocer un marketero para realizar campañas, medirlas y reportarlas a sus superiores: publicidad digital, diseño web y analíticas, gestión de bases de datos, CRM, estadísticas… Sin embargo, los comerciales deben ser capaces de ejecutar. Aquí es fundamental la habilidad de saber aportar a quien intentas vender la información que necesita.

El primero tiene que ser capaz de planificar los tipos de mensaje y contenidos que va a lanzar la marca porque no solamente tienen que poner el foco en el consumidor, sino que es necesario, en muchas ocasiones, llegar a inversores y gestionar las relaciones públicas. Los comerciales solo tienen que enfocarse en llegar de forma efectiva al consumidor.

Aunque que el marketing tradicionalmente pone toda su atención en la marca, en los últimos tiempos se ha producido un cambio en el que se centra un poco más en el usuario.

Básicamente, tanto lo comercial como el marketing tratan de aumentar la exposición de la marca, y, por supuesto, los beneficios. Además, ambos trabajan para convertir potenciales clientes en clientes que compran productos o servicios. Por otro lado, el marketing implica un acercamiento “uno a muchos” para alcanzar objetivos, mientras que lo comercial usa el “uno a uno”.

Los profesionales del marketing, con su buena gestión, aportan valor al proceso de ventas y los profesionales de ventas brindan información muy valiosa a los especialistas en marketing sobre el panorama actual, así como los comentarios de los clientes.

Se requiere un esfuerzo diligente de ambos equipos para llegar de forma continua y contactar posibles clientes a través del embudo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir