Noticias

Mejorando la vida de tus clientes alargas la vida de tu negocio

Los clientes satisfechos son la base que asegura el futuro de nuestro negocio. Que un cliente este contento con nuestro producto no significa que ya tengamos la seguridad de que no se irá a la competencia, pues hay numerosos factores que influyen en el tan complejo proceso de decisión de compra.

Lo que si es cierto es que un cliente decepcionado es un cliente perdido. Si adquiere nuestro producto y no cumplimos sus expectativas, lo más probable es que ya no vuelva a comprar nuestros productos nunca más, a no ser que reciba un número elevado de recomendaciones por personas de su entorno cercano, en las que confía mucho.

Aquí hablamos de los prescriptores de nuestra marca, éstos son los clientes contentos, que consideran la adquisición de nuestro producto o servicio como una inversión muy buena y aconsejan a personas de su entorno que realicen la compra. Cabe mencionar a los líderes de opinión, éstos tienen un potencial de influencia muy fuerte sobre las decisiones de compra de nuestros futuros consumidores. Aun así, si éstos ya poseen opiniones desfavorables, adquiridas por la experiencia propia, es casi imposible que vuelvan a adquirir el producto por la simple razón de que su actor favorito, el periodista que más le gusta o su modelo a seguir le aconseje hacerlo.

En definitiva, nos situamos ante una serie de datos que nos muestran la importancia que tiene el hecho de no decepcionar a tus consumidores, para que de esta manera se puedan convertir en tus prescriptores de marca y ejerciten una fuerza positiva sobre sus círculos de influencia. Es decir, si mejoras la vida de tus clientes, poniendo a su alcance productos y servicios que ofrecen numerosas ventajas y cumplen sus expectativas, alargas la vida de tu negocio.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir