Marketing

¿Mensajería instantánea sin conexión a Internet? Sí, es posible

Google y varias operadoras de telefonía móvil pretenden crear una nueva generación de mensajería SMS y MMS que permitirá enviar y recibir fotografías de alta calidad, crear grupos de chats e incluso realizar videollamadas, y todo sin conexión a Internet.

Puede que el servicio de mensajería instantánea, WhatsApp, deba empezar a temblar, y es que Google ha anunciado sus negociaciones y voluntad de asociarse con proveedores de telefonía móvil como América Móvil, Sprint, T-Mobile, Orange y Vodafone para crear una nueva generación de mensajería SMS y MMS. Este nuevo sistema de mensajería será creado en base a un estándar de comunicación llamado Rich Communications Services o RCS, que ofrecerá a los usuarios la posibilidad de enviar y recibir fotografías de alta calidad, crear grupos de chats e incluso realizar videollamadas.

 

actualización de Whatsapp

 

Mediante un comunicado, la organización de operadores móviles GSMA, ha afirmado que “esta iniciativa permitirá a todos los operadores proveer de un servicio de mensajería abierto, consistente y interoperable a nivel global en dispositivos Android”.

Por lo que que hemos dicho hasta el momento, este nuevo sistema no ofrece nada extraordinario que ya ofrezcan las diferentes aplicaciones de mensajería instantánea que hay en el mercado, como WhatsApp, Telegram, Line, etc. El punto verdaderamente diferencial y que sin duda abrirá una brecha entre lo conocido y lo que está por llegar es que esta nueva versión de SMS no precisa de conexión a Internet para permitir la comunicación entre usuarios.

Pese a lo revolucionario de este nuevo sistema, hay dos grandes compañías que (por el momento) no se han unido a las negociaciones para implementar el RCS de manera universal. Sin la participación de AT & T y Verizon, las cosas se dificultan. Sea como sea, y si el proyecto prospera puede que estemos ante un verdadero cambio en la comunicación entre usuarios vía móvil y de un modo ágil y sencillo.

La duda que sigue flotando en el aire es de qué modo van a sacar rédito de este servicio las operadoras. Si este sistema nace con la voluntad de desbancar los actuales servicios de mensajería instantánea que han provocado el desuso generalizado de los tradicionales SMS, no nos debería extrañar que se implante algún tipo de tarifa o cargo por su uso.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir