Noticias

Mitos sobre métodos de inspiración para campañas publicitarias

Cada persona debe analizar en profundidad su propio perfil y adaptar sus aptitudes al proceso creativo. Se debe comenzar por aquello que mejor se nos dé. Nuestro razonamiento funciona mucho mejor cuando trabajamos a gusto y para ello debemos conocer nuestras fuerzas y debilidades y sacarles el máximo provecho posible.

Hoy voy a contaros un poco sobre mi experiencia personal con los métodos de inspiración a la hora de crear una campaña publicitaria.

Pues bien, cuando estamos en la universidad nos enseñan métodos y esquemas que, dicen, tenemos que seguir al pie de la letra para conseguir buenos resultados. Lo cierto es que no es así. Estoy totalmente en desacuerdo con afirmaciones de este tipo y os diré por qué.

drawing conceptHay agencias que han surgido a lo largo de la última década y utilizan métodos alternativos. Ello les ha permitido alcanzar el éxito y disfrutar de beneficios sostenibles a largo plazo y un creciente número de clientes.

Durante los proyectos que realizaba en la universidad seguía las pautas pero al fin y al cabo llega el momento en el que notas que deberías invertir los pasos o saltarte algunos para conseguir mejores resultados. No hay un esquema universal, cada persona es un mundo y esto hace que el proceso tenga que variar. Los resultados dependerán siempre de las cualidades personales de la persona que esté trabajando sobre el proyecto en cuestión.

En primer lugar, debemos leer el briefing y extraer el máximo número de ideas posibles. Es conveniente utilizar la técnica tormenta de ideas. Tras esto, llega la hora de la investigación y creación del concepto creativo.

En mi caso personal, tiendo a dar forma a mis ideas por medio de eslóganes. Comienzo a jugar con las palabras, imaginándome posibles imágenes, ilustraciones o situaciones. Durante mis años de estudios nos desaconsejaban hacer esto porque el eslogan va al final, dependiendo del concepto creativo que crees.

Puedo afirmar por experiencia propia que los resultados que obtengo son muchísimo mejores cuando invierto el proceso. Creo que cada persona debe analizar en profundidad su propio perfil y adaptar sus aptitudes al proceso creativo. Se debe comenzar por aquello que mejor se nos dé. Nuestro razonamiento funciona mucho mejor cuando trabajamos a gusto y para ello debemos conocer nuestras fuerzas y debilidades y sacarles el máximo provecho posible.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir