Noticias y Actualidad

Muchos consumidores siguen optando por la compra en las tiendas físicas

consumidores

consumidoresHoy en día, en la época de digitalización, los hábitos de compra de los consumidores españoles están cambiando. Según los últimos datos ofrecidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el comercio electrónico continúa creciendo. De hecho, el ecommerce superó en España los 5.400 millones de euros durante el primer trimestre de 2016, suponiendo un incremento del 21,5% en relación con el año anterior. Sin embargo todavía son muchas las personas que prefieren comprar en el punto de venta físico.

Para poder competir con empresas más grandes, los pequeños comercios tienen que adaptarse. Por ello, las tiendas de toda la vida, estén trabajando en la digitalización del negocio para poder llevar el momento del pago un paso más lejos.

El cambio de los hábitos de los españoles se nota más en el momento del pago. Los consumidores tienen a su disposición una serie de métodos de pago que están dejando progresivamente de lado el dinero en efectivo, como por ejemplo el pago contactless con la tarjeta o con el móvil, o el pago online en la propia tienda.

Puesto que no quieren abandonar la compra tradicional, ni las bolsas, los compradores están introduciendo a sus hábitos de pago otros sistemas, como por ejemplo el smartphone que hace que ya no tienen que llevar la cartera. Para poder utilizar estos métodos alternativos se necesita tener una tarjeta para introducir los datos, por lo que, según recoge el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2016, en España el número de tarjetas de crédito ha alcanzado niveles anteriores a la crisis, llegando hasta los 45 millones. Gracias a estas alternativas digitales para pagar en el punto de venta, se agiliza el proceso de compra, y se reduce el tiempo que pasan los clientes en el comercio.

Como se desprende del último informe “Comercio Conectado” de Nielsen, los consumidores españoles con frecuencia compran online viajes, ropa y tecnología, sin embargo, les cuesta lanzarse a la compra de alimentos frescos, de productos de limpieza y medicinas por la red, entre otros. Desconfían de cómo puede llegar el producto y prefieren ahorrar tiempo y acudir de manera física para evitar los largos procesos de devoluciones.

En cuanto a los métodos de pago digitales, al igual que sucede con los ecommerce, es importante que los comercios ofrezcan una experiencia de compra rápida y eficaz, garantizando a los clientes la seguridad y protección de los datos de tarjeta. Para cubrir esta necesidad, numerosos negocios cuentan con pasarelas de pago que facilitan el proceso de cobro.

Asimismo, se benefician tanto las empresas, debido a que reducen costes financieros pudiendo trabajar con distintos bancos y entidades procesadoras al mismo tiempo, como el consumidor final cuando puede, por ejemplo, pagar en su moneda de origen o cuando siendo turista no europeo se le puede devolver el I.V.A., siempre y cuando el comercio incorpore esta operativa.

Desde el Departamento de Comunicación de Sipay, consideran fundamental cuidar el proceso de pago en el punto de venta. Por ello, con su solución de pago presencial consiguen que este momento sea rápido, ágil, adecuado a las necesidades de cada comprador y cada negocio, sin importar su sector o tamaño.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir