Marketing

Nueva estrategia comercial para Sunny Delight

Con el precio como eje central, la agencia de publicidad que tiene por nombre Kitchen, ha realizado para Sunny Delight la nueva campaña de verano. “Se lo darás sí o sí” es el lema que acompaña a “Campamento”, “Avión” y “Colegio”, tres spots que recrean la estética de las comedias de situación americana al estilo de “Modern Family”.

Con ello se pone en marcha una estrategia de comunicación en la que la familia continúa siendo el público objetivo, bajo el que se recogen los diferentes rangos de edad del target al que se dirige Sunny (desde niños pequeños a adolescentes), y que tiene en la reducción de precio del producto su principal reclamo.

Kitchen comenzó a trabajar con la marca en marzo de 2012 y desde entonces modificó el estilo de la comunicación que la marca había seguido hasta el momento: anuncios pensados para un target adolescente dieron paso a una comunicación basada en las relaciones padre e hijo.

Este cambio en el público objetivo buscaba despertar el interés de las madres, responsables de la alimentación en la mayoría de los hogares españoles. No sólo cambió el target, sino la estética de las creatividades. Se diseñaron piezas similares a las comedias de situación americanas en las que el hilo argumental se basa en las relaciones familiares como “Modern Family”.

En la nueva edición Kitchen, junto a la productora Wind, ha desarrollado tres películas de diez segundos (avión, campamento, colegio) reforzadas con dos creatividades para medios exteriores en las que el humor es el protagonista recreando momentos familiares en escenarios tan comunes como el colegio o un campamento. Ante una situación en la que los niños se merecen un castigo por su mal comportamiento, Sunny se presenta como el premio irrenunciable por su precio que los padres entregan a sus hijos sí o sí.

La estrategia desarrollada desde el año anterior parte de reenfocar el target. Se trataba de cambiar la percepción de tener dos targets tan diferentes como madres e hijos y pasar a convertir “la relación” en cierta medida en target, comunicando desde un punto de vista más emocional, con el fin de abarcar los conceptos de vitaminas (madres) y diversión (hijos).

El salto a la campaña de este año, aprovechando un cambio de precio, era buscar un concepto que acabase con la excusa más fuerte que una madre tiene que sortear hoy en día, el precio, quedando clara la puesta en valor del año anterior.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir