Marketing

Nunca trates a tus consumidores como números

Numerosos son los especialistas que se dedican a investigar los mercados y traducir los gustos, preferencias y perfiles de los consumidores a datos numéricos.

Esto tiene su lado tanto positivo como negativo. En primer lugar, se simplifica la realidad que nos rodea y los procesos de decisión, para de este modo poder generalizar y traducir los hábitos a datos que fácilmente se aplicarán en las estrategias de marketing.

Sin embargo, están también los inconvenientes. Al reducir los consumidores a cifras, existe el peligro de verlos como simples números y olvidarse de asuntos muy importantes. Se piensa en los beneficios y no se tienen en cuenta los sentimientos de las personas. De este modo se pierde la calidad del servicio ofrecido y no existe un trato personalizado, ni productos hechos a medida.

Además, si se simplifican demasiado los datos, pueden cometerse graves errores que producirán pérdidas de beneficios a largo plazo.

La realidad que nos rodea es muy compleja y para entenderla a menudo debemos simplificar y recurrir a los datos cuantitativos. Sin embargo, a largo plazo hay que ampliar los conocimientos. Esto se consigue mediante específicas investigaciones cualitativas que proporcionan información relacionada con el perfil psicológico y social de un grupo de personas (normalmente el público objetivo).

En definitiva, traducir los gustos y preferencias de los consumidores a datos numéricos tiene su parte positiva y negativa. Es una tarea que debe dejarse en manos de especialistas cualificados.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir