SEO

Pasado y presente de los links: un vistazo

La forma en la que posicionamos nuestras webs y nuestros blogs ha cambiado mucho desde los primeros que se aventuraron a intentar comprender los entresijos de Google y los demás motores de búsqueda. Han cambiado muchos parámetros y muchos requerimientos, la forma de optimizar los contenidos para hacerlos más amigables con los buscadores, pero hay algo que no ha cambiado: los enlaces. Los links.

Los links han sido importantes desde siempre. Siempre han sido un parámetro importante para que Google los posicione arriba, y se han realizado acciones en pro de la consecución de esos links, los cuales debían apuntar a nuestro web.

Pero los días del intercambio de links y de las granjas de links han pasado a la historia.

Ahora son prácticas prohibidas y penalizadas por la máxima autoridad en posicionamiento web, que no es otro que el Gigante de Mountain View, Google, tácticas llamadas Black Hat.

Hace unos años, lo único que importaba para mejorar los rankings de posicionamiento era la cantidad de enlaces que apuntaban hacia nuestra página, sin importar la calidad de los mismos ni tampoco la manera en la que los conseguíamos, ni siquiera si se trataban de links naturales o no.

En relativamente poco tiempo hemos asistido a muchos cambios en los algoritmos de búsqueda, siendo Google Dance la primera variante de posicionamiento en 2003, hasta la actualización más reciente, Hummingbird. A pesar de los muchos cambios, ha habido una constante, la tendencia a priorizar la calidad sobre la cantidad de los contenidos. De hecho, la calidad de los enlaces es fundamental para el PR de Google.

Este cambio se ha producido porque la creación de enlaces, el linkbuilding, se ha convertido a lo largo de todo este tiempo en una parte más que importante de una estrategia de posicionamiento web.

Tu estrategia tiene que lograr que Google piense que tu web o blog es relevante, algo que logramos con links entrantes de calidad. Para ello es necesario conectar con sitios relevantes, puesto que esto significa que estos sitios avalan la calidad de tu contenido. Y no olvides que es preferible un link de calidad que diez de baja calidad.

Una buena forma de conseguir links es comentar en otros blogs, utilizar las redes sociales, o, los mejores, los que los usuarios añaden dentro de sus propios contenidos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir