Noticias

Pecados capitales de las campañas navideñas

 

Según información publicada, se acerca la mejor campaña de Navidad de los últimos cinco años. Se estima que los consumidores gasten en torno a un 5% más que el año pasado. En estas fechas, suele realizarse un cuarto de la venta total del año. Teniendo en cuenta estas cifras, está claro que la de Navidad es una de las campañas más importantes del año. Por este motivo, no debe dejarse nada al azar y la estrategia debe estar perfectamente definida. Desde Fullseller, la plataforma digital para la gestión del trabajo comercial, se destacan los cinco errores que hay que evitar si se quiere que la campaña de Navidad sea un éxito.

“Dormirse en los laureles”

Parece que nunca llega, pero llega. La campaña de Navidad, precisamente por la importancia que tiene, debe planificarse con la suficiente antelación. Los expertos de Fullseller recomiendan “si se quiere ir con el tiempo suficiente, incluso antes del verano se deberían definir las líneas a seguir, para ya, en septiembre, comenzar a trabajar en ellas”. De nada vale el hecho de lanzar ofertas o planes comerciales en las fechas cercanas a la Navidad, “se realizará un esfuerzo y no será nada productivo”.

No tener en cuenta las fechas

Si se ha planificado con éxito la campaña, con el tiempo suficiente y las herramientas necesarias, existe un fallo que puede echar “al traste” todo el trabajo realizado. Se trata de que el equipo comercial no tenga en cuenta que se trata de una campaña asociada a unas fechas muy señaladas. Fechas en las que hay eventos de empresa y reuniones. Por este motivo, si siempre es importante, en este caso lo es todavía más y habrá que elegir correctamente la hora y el día que se llame para hacer seguimiento. “Nunca se debería llamar un 24 por la mañana, puesto que lo más probable es que nadie nos pueda, o quiera, atender; es un día típico de reuniones en la empresa y brindis con champán”.

Sin ofertas concretas

Es una campaña y como tal, debe estar contextualizada. Lanzar un planning de este tipo y no incluir ofertas segmentadas o que estén relacionadas con la temporada en cuestión, es uno de los peores errores que se pueden cometer. En este sentido, es clave diseñar promociones y ofertas que estén contextualizadas y a través de las cuales, el cliente sea consciente de que está aprovechando una interesante propuesta.

No encontrar en el pasado los fallos y los aciertos

De los errores siempre se aprende y de los aciertos, también. Como en todo tipo de campañas es conveniente analizar qué tipo de estrategias son las que funcionaron mejor y las que no. “Es muy recomendable revisar en qué nos pudimos equivocar en el pasado con el fin de no caer en el mismo error y volver a poner en práctica aquello que funcionó”, comentan desde Fullseller.

Olvidarse de segmentar

Por último, otro de los errores en los que se suele caer en un tipo de campaña como estas es el hecho de no segmentar. Es decir, si se va a lanzar una campaña de Navidad a nivel nacional, habrá que tener en cuenta las particularidades locales.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir