Conceptos

¡Pensamiento y actitud, ha llegado la hora de ser sociales!

Pecados capitales…. Pecados capitales… sin duda alguna, una de las mejores lecciones del Social Media durante estos años en los que -hemos caminado a caballo entre la debacle económica y la eclosión (y penetración) del fenómeno social. ¡Los pecados capitales son las causas más frecuentes de fracaso de las marcas en las redes!

Pensamiento y actitud: digital vs 1.0

Preguntarse si nuestra marca es digital y social, debe ser la primera acción que PYMES y micro emprendedores lleven a cabo cuando se plantean dar el salto al Social Media y, aunque resulte paradójico, esta pregunta es una de esas que debemos hacernos ANTES de saltar a las redes sociales.

Al conformar el equipo de trabajo, al identificar el mensaje con el que queremos que se conozca a nuestra marca, al delimitar claramente nuestros objetivos y al conformar un equipo de trabajo, es que debemos analizar si hemos realizado el cambio de actitud empresarial que nos requiere el Social Media.

Social = eje central de las nuevas marcas sociales

Son muchas las marcas que se lanzan a la aventura de construir una marca en las redes sociales sin asimilar la importancia de delegar y confiar – desde las relaciones con los clientes internos- y sin convencerse que hoy, la entrega de contenido de calidad es la puerta de entrada hacia la acción social. Indispensable si tenemos en cuenta que el éxito del social media se centra en la capacidad de la marca para desatar emociones y éstas, no son posible sin conocimiento.

Diálogo vs promoción

La actitud y el pensamiento en el Social Media son determinantes para elaborar estrategias eficientes que busque responder a los clientes, otro gran cambio que supone un desafío para las empresas porque… ¿es o no verdad que sólo a través del diálogo se consolidan vínculos emocionales que se transforman en crecimiento?

Incoherencia, un pecado imperdonable

Por último, dentro de éste análisis de las razones que derivan en el fracaso de las estrategias en el Social Media , nos centramos en el peso específico que tiene la incoherencia entre el mensaje transmitido y las acciones realizadas, en el éxito o fracaso de las marcas.

No es un tema menor ya que sigue siendo la causa principal del estallido de las crisis en las redes sociales. Y es que, si no logramos conformar un equipo de trabajo cohesionado e informado de todo lo que incide directa o indirectamente en nuestro proyecto, si no somos capaces de elaborar estrategias pensando en las necesidades reales de nuestro target y si no hemos logrado una coherencia “visible” entre nuestras acciones ( contenidos, interacciones, relaciones con clientes y proveedores, equipos de trabajo etc.…) y el mensaje que transmitimos, nuestra marca será considerada poco creíble, por lo que existen muchas probabilidades de fracaso de nuestras estrategias.

¡Es precisamente la ausencia de coherencia, la que aleja a las marcas de las emociones de los clientes!

Finalmente no podemos olvidar que de lo que se trata es de imbuirnos del espíritu de la ética, de los negocios con horizontes temporales de largo plazo en los que los vínculos sean los cimientos y de la producción de bienes y servicios sólidos, eficientes y comprometidos con el medio ambiente.

¡Esa es nuestra gran asignatura pendiente como civilización y el social media nos dice cómo!

  • Contenidos de alto impacto
  • Relaciones honestas, sólidas y transparentes
  • Ser capaces de ponernos en el lugar del otro
  • Identificar necesidades ajenas
  • Comprometerse con la interacción, el diálogo y la conversación, como triángulo protector de las emociones

Construir una marca social no es un desafío menor… finalmente avanzamos hacia una “robotización del ser humano en acción simultánea con la humanización de la máquina”… ¡debemos aprender a relacionarnos!

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir