Noticias

¿Podemos fiarnos realmente de las soluciones Big Data?

En los últimos años los datos se han convertido en un pilar básico para poder planificar las estrategias de marketing de una manera más eficaz. Una información muy valiosa que nos permite conocer los comportamientos de los consumidores y saber qué es lo que quieren, así como los errores que podríamos estar cometiendo. Así pues, las soluciones de Big Data se han convertido en la clave del éxito, en la llave para crear estrechas relaciones con los potenciales clientes.

Sin embargo, aunque los datos continúan siendo la principal fuente de alimentación del Big Data y sobre los que se asientan tantas estrategias de marketing, no todo es tan bonito como lo pintan, ya que no siempre son tan fiables como debieran. Y es que, según recientes estudios, muchos usuarios mienten cuando dan información personal, lo que quiere decir que gran parte de los datos que se recogen son falsos.

Por ejemplo, el 26% de los milennials mienten acerca de su fecha de cumpleaños si de esta forma pueden conseguir mejores ofertas y el 36% dan diferentes cuentas por el mismo motivo, el 36% comparte una cuenta de Amazon Prime para beneficiarse de los gastos de envío gratis y el 31% borra el historial de navegación para que los vuelos les salgan más baratos. Y obviamente no sienten ningún tipo de remordimiento al por dar a las empresas información errónea.

soluciones big data

¿Por qué mienten los consumidores?

Los consumidores no tienen ningún reparo en mentir si con ello consiguen sus objetivos. La principal causa suele ser el propio interés. Pero además, muchos usuarios no quieren que las marcas sepan demasiado sobre ellos pues lo ven como una amenaza y también lo hacen simplemente por el hecho de mentir porque les resulta más cómodo en el momento en lugar de tener que invertir tiempo y esfuerzo en rellenar un cuestionario cuando no van a obtener ninguna compensación por ello.

Para las marcas, esto supone un gran problema, ya que lo único que consiguen con ello es tener sus bases de datos llenas de basura cibernética y caminar en una dirección equivocada.

¿Cómo pueden evitar las marcas que los consumidores les mientan?

Para poder evitar estas mentiras, las marcas deberían esforzarse por dar valor añadido al esfuerzo que hacen. Esto quiere decir que los usuarios deben sentirse recompensados por ello y premiar la información veraz.

Pero además, no debe confiarse únicamente en la información que nos ofrecen los consumidores. Es necesario acudir a otras fuentes que proporcionen datos más fiables, guiándose por lo que los usuarios hacen y no por lo que dicen. Los hábitos de consumo deberían ser los que realmente maquen las estrategias de marketing que se lleven a cabo.

Y es que utilizar una única fuente de datos es el primer paso hacia el error. Es importante contar con diferentes fuentes de datos  y contrastar unas con otras para poder tener una idea más acertada de la realidad.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir