Marketing

Protégete de las apps falsas

Las ventas a través del comercio electrónico móvil alcanzarán los 626 mil millones de dólares en todo el mundo en 2018, según las predicciones de los especialistas.

Cada vez hay más marcas de gran consumo que están adoptando las apps para móviles como un importante canal para alcanzar a sus públicos, entre los que destacan los llamados Millenials, una generación altamente conectada con edades de entre 18 y 35 años. MarkMonitor advierte que los cibercriminales se están centrando en el potencial del m-commerce para engañar a los millenials más incautos, quienes se arriesgan a ser víctimas de sus estafas y falsificaciones.

Los ‘Millenials’, también conocidos como la Generación Y, representan aproximadamente el 25% de la población activa. Se caracteriza por ser una generación muy habituada al uso extenso de las tecnologías de Internet y móviles en su vida diaria. Con menos ingresos disponibles que generaciones anteriores, los Millenials son expertos en buscar buenas oportunidades de compra y grandes descuentos en la red y utilizan al máximo los avances tecnológicos en Internet móvil para consumir todo tipo de bienes y servicios.

A continuación, tres consejos claves para evitar los engaños y las estafas a la hora de utilizar los dispositivos móviles y las apps:

–          Fijarse en los detalles: Es importante comprobar si una app tiene un diseño oficial y profesional. Debería, por ejemplo, contener imágenes de alta resolución, buenas descripciones detalladas de los productos y el nombre correcto de la marca y sus productos. Fotografías y gráficos de baja calidad, faltas de ortografía y escasa información en las descripciones de los productos suelen ser un signo de que la aplicación es una falsificación y no corresponde a la app oficial de la marca.

–          Controlar los permisos de la app con frecuencia: Como en el caso de cualquier aplicación móvil, ya que sea una plataforma de m-commerce, un juego o cualquier otra, el usuario ha de tener cuidado a la hora aceptar las condiciones de uso y los permisos, evitando así que la app y sus creadores no tengan acceso a más información de la contenida en el dispositivo de lo estrictamente necesario para la ejecución y funcionamiento de la misma. Ante cualquier duda, mejor no descargarla.

–          Fijarse en el precio: Al igual que la compra por canales de comercio electrónico tradicionales, si un producto se encuentra a un precio que suena demasiado bueno para ser real, probablemente no lo sea, y el consumidor debería ser especialmente cauto ante la posibilidad que el producto que quiere comprar sea una falsificación.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir