Noticias

¿Qué conseguiremos si dejamos el eslogan incompleto?

El eslogan puede reforzar el valor de nuestra campaña publicitaria, o al contrario, crear una situación conflictiva entre la marca y su público objetivo.

El hecho de dejar un eslogan incompleto aporta un elemento de sorpresa en la mente del receptor. Si se consigue traspasar la barrera de la atención y percepción, si la opinión del espectador acerca de la campaña publicitaria es positiva, entonces es cuando la imaginación volará, dejando que la creatividad de cada uno realice el resto de la labor.

Puede resultar muy conveniente servirse de esta técnica, pues el receptor se ve sumergido en el anuncio, realiza su interpretación personal, y finalmente lleva a cabo la tarea de compartir la información con todos sus contactos (vía online/ offline).

Hay que tener cuidado con los posibles contraesloganes, y más teniendo en cuenta el rápido desarrollo que han experimentado las redes sociales a lo largo de los últimos años.

Las bromas que surgen, en las redes sociales, como consecuencia de una campaña publicitaria mal enfocada, no suelen tener consecuencias muy importantes a largo plazo. Ello se debe a que el contenido suele desaparecer en un periodo de tiempo relativamente corto.

Por último, no hay que olvidar que la opinión que realmente nos interesa es la de nuestro público objetivo. Si por su parte hay respuesta favorable, el éxito de la campaña está asegurado, a pesar de que pueda haber comentario negativos por parte de la competencia o de sus seguidores.

Al fin y al cabo, no hay campaña que guste a todos, porque no hay campaña enfocada a todos. Cada perfil de consumidor es único y ello lleva consigo diferentes respuestas ante un mismo estímulo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir