Marketing

Que el fuego no se apague

campaña navideña

navidad

Todo directivo debe aprender a mantener el interés que los consumidores tienen hacia las marcas.

Cuando una marca se encuentra en fase de lanzamiento, el interés todavía está presente, la llama arde. Sin embargo, con el paso del tiempo, todo cambia. Las marcas deben renovarse y lanzar acciones que mantengan el interés de los individuos.

Esto se debe a la gran variedad de marcas y productos que inundan los mercados. Ahora tenemos a nuestro alcance una infinidad de opciones de diferentes precios, manteniendo siempre una calidad media o alta.

Si los empresarios quieren mantener su idea viva deben cuidar a la marca y tener cuidado, el fuego no puede apagarse. En el momento en el que esto ocurra, los clientes probarán los productos que ofrecen otras marcas y si les gustan cambiarán sus hábitos de compra.

Esto es muy peligroso, pues cada año se invierten grandes cantidades económicas con el propósito de fidelizar a los clientes. Una vez que la marca permita que su cliente pruebe lo que los competidores ofrecen, puede dar por hecho que lo ha perdido.

A pesar de que pocos directivos prestan atención al mantenimiento y fidelización de los consumidores, esto continúa siendo el núcleo que mantiene vivas a las marcas. Sin consumidores no hay demanda, y sin demanda no hay empresa.

Es por todo esto, por lo que las marcas deben cuidar sus relaciones con los consumidores. El fuego no puede apagarse porque ello supone grandes pérdidas y problemas a largo plazo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir