Marketing

¿Qué es el Branding?

campaña publicitaria

¿Qué es el Branding?

Cada día nuestro cerebro es bombardeado por miles de marcas que luchan y compiten por lograr un espacio en nuestra memoria. Una marca es un planeta, una nación habitada por una población que se siente identificada por una serie de valores que representa. Una marca valiosa es aquella que ha establecido su propio código, su personalidad, y que ha decido ser toda una experiencia para su público objetivo. Las grandes marcas no venden un producto, venden una promesa, una forma de vida. Apple no vende ordenadores, vende creatividad y diseño, BMW no vende coches, vende el placer de conducir, y Coca Cola lleva más de diez años vendiendo felicidad.

Branding concept

Una marca es el activo más importante de una compañía, representa hasta el 70% del valor total de una empresa, y como tal, transmite no solo las propiedades concretas de un objeto, sino los valores y principios éticos de la empresa que está detrás. Por ello es imprescindible que una marca entienda al nuevo consumidor, sus necesidades. Una marca es mucho más que la representación de un producto, es una identidad, ¿qué representamos?, debe conocer a su cliente, saber dónde vive, su entorno, sus aspiraciones, sus necesidades, saber cuál es su comunidad, cómo quiere ser visto… pero ¿cómo construímos una marca?

El branding es un proceso de creación en el que se describen los valores y conceptos de una marca y se asocian a un modo de vida. Es el modo de destacar un producto frente al resto a través de esos valores que representa, sacando a la lauz lo intangible de la marca.

Tal y como afirma Tom Peters, escritor estadounidense especialista en prácticas de gestión empresarial, en su libro “El círculo de la innovación, (1997)”, el éxito de una empresa no viene tanto de la mano de sus productos, sino de los valores que con él se pretenden trasmitir. En definitiva, lo que compra el cliente no es el producto en sí, sino aquello que lo diferencia del resto, compra la marca, el alma de la empresa. Porque vender un sentimiento no es igual que vender un producto. Una marca establece un vínculo emocional con sus clientes volviéndose irremplazable en sus vidas.

Las marcas nacen, crecen y evolucionan, tienen vida, un ciclo de vida que pretende perdurar en el tiempo lo máximo posible y que crean cultura, cultura que refleja perfectamente el caso de Diesel de la mano de Renzo Rosso. Un imperio que ha pasado de ser un especialista en pantalones vaqueros a ser una marca de estilo de vida mucho más amplia en los 35 años transcurridos desde su creación. Gracias a las estrategias publicitarias, Diesel se ha convertido en una marca internacional, de culto, para millones de jóvenes. Todo un caso de éxito ya que como sabemos, el mercado textil es uno de los más transitorios, las marcas nacen y mueren con mayor facilidad. Es muy difícil que una marca se mantenga en la cresta de la ola por mucho tiempo, imponiendo tendencias constantemente en una sociedad en la que día a día las marcas tienen que someterse a examen ante el duro consumidor. ¿Cómo conseguimos entonces que nuestra marca perdure?

Sin duda, el branding constituye sensibilidad, genera posicionamiento y fidelidad, y extiende la lealtad de sus clientes.

1 Comment

1 Comment

  1. Lucia Garcia

    20 marzo, 2015 en 23:42

    Hola, me parece un artículo muy interesante, yo he trabajado para marcas de moda importantes y recomiendo 3 agencias de branding excelentes: jwt, morillas y loudbarcelona.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir