Marketing

¿Qué es el Growth Hacking y por qué es tan importante su figura en las empresas?

Growth Hacking

De la mano de la escuela de negocios digital Spain Business School, vamos a profundizar en uno de los nuevos perfiles profesionales que más demandas genera en la actualidad: El Growth Hacker. A través de un artículo en dos entregas, la escuela nos explica por qué es importante conocer en qué consiste el Growth Hacking, qué habilidades y aptitudes tiene que tener el profesional que lo desempeñe, y por último pero no menos importante, por qué necesitas uno urgentemente en tu negocio.

Growth Hacking. Seguro que muchos de vosotros, los que no os dediquéis al mundo digital, nunca habéis oído hablar de este término. E incluso muchos expertos tampoco sabrían definirlo con exactitud. La realidad es que es un término muy de moda en EEUU pero que en nuestro país aún está en pleno desarrollo. El término surgió en el 2010, hace relativamente poco, a través de un artículo de Sean Ellis titulado: “Busca un growth hacker para tu startup”. Ellis acuñó esta expresión cuando, después de ayudar a varias empresas a conseguir ingentes cantidades de tráfico a su web y usuarios interesados a través de las técnicas que él desarrollaba, no encontraba el término adecuado para nombrar a una persona que realizase esas funciones.

Pero, ¿qué es el growth hacking exactamente? De una manera rápida y sencilla: es una disciplina que busca, a través del mínimo gasto de recursos y esfuerzo posibles, incrementar de una manera rápida y llamativa el volumen de usuarios, o de impactos, o de ingresos para una empresa o negocio. Hay que tener en cuenta que al intentar usar siempre el mínimo de recursos posibles, tendremos que agudizar el ingenio y potenciar nuestra creatividad.

Aún así hay una cosa importante a tener en cuenta: no debemos permitir que nuestras prácticas a la hora de conseguir estos objetivos traspasen la delgada línea de la legalidad y la ética profesional. No se pueden conseguir usuarios o visitas a nuestra página a cualquier precio. Siempre tenemos que tener cuidado y equilibrar la balanza a la hora de saber qué necesitamos y qué debemos hacer para mantener a nuestra marca bajo el halo de prestigio y reputación que se merece.

Por eso, el Growth Hacker debe fusionar varias aptitudes: programación, analítica, creatividad, desarrollo… Y todo ello incluye tener conocimiento sobre técnicas SEO, SEM, A/B testing, social media, usabilidad… Analicemos un poco más qué cualidades tiene que tener este perfil:

Ser analítico: debe ser una persona con una gran capacidad para el análisis, ya que analizar todo es clave para probar si las técnicas que utilizamos son las adecuadas o no. Pero además de ser analítico también es inteligente e intuitivo, porque sabe en qué momento hay que redefinir estrategias y reconducir las acciones para mejorar los resultados.

-Es creativo: es uno de los puntos fuertes de un Growth Hacker. Como comentábamos al principio de este artículo, lo interesante del Growth Hacking es conseguir un enorme crecimiento con pocos recursos, por lo que debemos diferenciarnos claramente de lo que haga el resto. Sino esa capacidad de crecimiento se verá limitada.

Es multidisciplinar y tiene visión de negocio: tiene que ser un perfil que sepa un poco de todo y tener una amplia visión empresarial para poder identificar las fortalezas, las debilidades, oportunidades y amenazas de su empresa para definir así las estrategias y objetivos.

Tiene que ser curioso: esta es una gran cualidad para los Growth Hackers, ya que tienen que investigar diferentes sectores, buscar inspiración, desarrollar nuevas ideas… Es muy importante el pensamiento lateral, combinar de manera ponderada el trabajo duro con dosis de creatividad y estimulaciones a tu cerebro.

Rápido y ágil: un growth hacker tiene que probar las cosas rápido para saber si funcionan o no. Además tiene que tener como objetivo aumentar las conversiones, por lo que necesita conocimientos en usabilidad web, UX (experiencia de usuario)… con el objetivo de hacer crecer a la empresa.

Captar tráfico: Para conseguirlo debe poseer conocimientos en SEO, SEM, social media, email marketing, programática… y todo aquello que consiga captar el mayor tráfico posible.

Y tras conocer más en profundidad qué es el Growth Haking y en que consiste la figura de este nuevo profesional, en una segunda entrega desgranaremos por qué es tan importante que cuentes con uno de ellos en tu equipo. Y no hace falta que seas una startup, puedes tener un negocio de lo más convencional y necesitar esa dosis de creatividad e inquietud para aumentar tus ventas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir