Marketing

¿Qué es un Prosumer y de dónde procede su término?

En los tiempo que corren, la participación del consumidor en la realización y difusión de los propios mensajes publicitarios de las organizaciones han dado lugar a la aparición de esta figura, el Prosumidor. En terminología española se conoce como “prosumidor” y no es más que el resultado de la combinación de los términos productor y consumidor (o producer-consumer).

Esta palabra fue acuñada por Alvin Töfler (1980) en su libro “La Tercera Ola”, donde citaba que tanto el productos como el consumidor se iban a ir acercando poco a poco hasta el punto de llegar a fusionarse. De ahí la razón por la cual las empresas han cambiado su foco principal centrándose cada vez más en la figura del cliente, productor (de contenido) y consumidor (de sus productos).

Hommes Evolution ConsommateurEl papel del prosumer, gracias a las herramientas digitales cada vez más sencillas de utilizar, le permiten montar y manipular imágenes, videos y sonidos. Es decir, son capaces de crear contenido multimedia (cosa que hace años era impensable) como nunca antes había sido posible de la mano de las estrategias CGM (Consumer Generated Media), donde las organizaciones han conseguido implicar a los usuarios en la creación y difusión de mensajes publicitarios o referentes al marketing y la comunicación.

Respecto a ese usuario de Internet del que hablamos, podría encuadrarse en los siguientes tipos:

Los compradores; aquellos que según distintos estudios, indican que pueden llegar a pasar conectados a la red hasta siete horas mensuales, pero que casi la mitad de ese tiempo lo dedican a comprar a través Internet.

Los navegantes; considerados como los visitantes por excelencia. Pueden llegar a visitar hasta cuatro veces más páginas que el usuario medio, pero si es cierto que permanecen menor tiempo en cada una de las webs por las que navegan.

Los conectados; considerado el usuario de las redes sociales por excelencia, ya que se conecta prácticamente para hablar y chatear con sus contactos, compartir contenido personal en sus perfiles, o para conocer gente a través de la red. No están prácticamente interesados en comprar por Internet o visitar páginas aleatorias.

Los buscadores de chollos; como su propio nombre indica, su objetivo principal se basa en la búsqueda del precio más bajo en los productos de interés, y ponen en segundo lugar atributos esenciales como la calidad y el servicio.

Los rutinarios y deportistas; la mayoría de las veces se conectan a Internet con el fin de encontrar aquella información que buscan de forma rápida. Son los que menos utilizan la red para comprar.

En resumen, tras esta breve descripción de los perfiles básicos de consumers, todo apunta que la participación en la red será cada vez más amplia.

Nos convertiremos (más todavía) en infociudadados de una sociedad económica y materialista impulsada por la innovación tecnológica y promovida e incitada al consumo. Una sociedad repleta de prototipos, etiquetas y demás adjetivos diferenciadores que hace que las empresas tengan que poner mayor énfasis a la hora de ofrecernos un trato especializado como público objetivo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir