Marketing

Qué NO hacer a la hora de vender por internet

La compañía española de comercio electrónico animalCLAN nos detalla cómo hay que actuar en la red para el buen funcionamiento de un negocio online a partir de los errores más elementales, pero que ocurren a diario, durante el desarrollo de la actividad.

  1. No cuidar los flujos de dinero. Para poder avanzar y realizar acciones en la empresa se debe tener en cuenta el dinero real de que se dispone, contemplando los pagos a proveedores, las inversiones en publicidad o los sueldos de los trabajadores, entre otros. Si se recibe una cantidad monetaria por parte de una inversión de un socio o financiación de otra empresa, hay que plantearse un plan de actuación adecuado para que dicho dinero invertido vuelva en forma de compra en la tienda online.
  1. No invertir en publicidad. Es necesario realizar publicidad debido al volumen de competencia que existe en el mercado. La inversión en publicidad es básica y fundamental para darse a conocer.
  1. No contratar a tiempo el personal necesario. Al inicio de cualquier negocio online hay que calcular cuántas personas serán necesarias para atender el volumen de negocio previsto. Ante un problema, no es recomendable contratar a gente nueva puesto que no lucharán por el proyecto del mismo modo que lo haría una persona que lleve más tiempo en la empresa.
  1. No disponer de documentación legal en la web. Es posible que haya desconfianza cuando una tienda online acaba de lanzarse por no tener reputación. Es por ello que ser transparente con el cliente y darle a conocer en todo momento quién hay detrás de la empresa, así como la validez de sus servicios, es fundamental para conducirle a la compra de productos y servicios.
  1. No estar presente en redes sociales. Crear una comunidad alrededor de un negocio en red aporta confianza hacia el usuario y muestra el carácter real de la misma. Es así como no solo se vende mediante la tienda online, sino que las redes sociales contribuyen a difundir la actividad y la compañía, lo que aumentará las posibilidades de conseguir beneficios.
  1. No tener stock. En línea con prestar atención a los flujos de dinero, disponer de los productos y servicios a tiempo es primordial para no defraudar al cliente. Por ello es necesario invertir en stock en la medida de lo posible, calculando la demanda según producto, época y mercado.
  1. No atender al consumidor una vez que has vendido. El objetivo no es conseguir una compra, sino ser el referente para el usuario. Es por eso que no hay que olvidarse de ellos una vez obtenida la venta: preocuparse por su satisfacción y procurar que vuelvan a confiar en la empresa reportará más beneficios en el futuro.
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir