Herramientas de Marketing

Quiero emprender, pero… ¿cómo registro mi marca?

Cuando se pone en marcha un negocio, uno de los primeros pasos que se debe dar es registrar la marca. Mientras esta no queda debidamente registrada no existe a nivel legal, por lo cual este trámite debe cumplirse cuanto antes.

Pues bien, aunque registrar una marca no es en absoluto complicado, lo cierto es que no todo el mundo sabe cómo hacerlo. A continuación se expondrán las pautas a seguir para realizar esta gestión.

¿Cómo se debe hacer un registro de marca?

El proceso de registro de marcas implica escoger el nombre, logo o ambos elementos, comprobando que no se encuentran ya registrados. Es muy importante hacer esta comprobación, ya que en caso contrario pueden surgir problemas con otras marcas que impidan el registro de la propia, o al menos retrasen varios meses el proceso.

El siguiente paso es escoger el número de clases del nomenclátor (Clasificación de Niza) en las que se desea registrar la marca. El precio del registro depende del número de clases en las que se vaya a registrar.

¿Dónde se debe hacer el registro de marcas?

Habiendo elegido ya la marca y las clases en que se va a proteger esta, habrá que proceder a rellenar la solicitud de registro de una marca nacional. Esta solicitud se puede descargar directamente de la página de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

A continuación habrá que pagar las tasas oficiales, lo cual se hace a través del modelo correspondiente o la carta de pago. El precio dependerá del número de clases en el que se haya decidido proteger la marca, tal como se indicó anteriormente. Ya cumplimentado este documento, se imprime y se paga en la entidad bancaria.

Dirígete a la OEPM o a una Oficina de Correos para terminar el proceso

Hay que tener presente que se deben imprimir tres copias de la solicitud. Se deben acompañar de la carta de pago ya pagada, y sellada por el banco, tras lo cual habrá que dirigirse a una oficina de la OEPM.

También se puede entregar la documentación por correo certificado, enviándola a la OEPM. En este caso se debe sellar la primera hoja de la solicitud en la oficina de Correos, reflejándose la fecha y hora de su presentación.

Tras todo lo anterior, los examinadores de la OEPM someten a estudio la solicitud. En caso de que no exista defecto de forma alguno, ni haya ninguna marca que se oponga, se pondrá en conocimiento del interesado, primero por correo electrónico y luego por correo certificado, que la marcha ha quedado registrado por un plazo de diez años. La marca debe renovarse cada diez años.

¡Ya tienes tu marca registrada!

Con todos los trámites anteriores ya resueltos, es momento de recoger el título de propiedad de la marca. Se trata de un título que concede todos los derechos sobre la marca que se ha registrado. A día de hoy la OEPM envía, junto con la notificación, un vínculo para descargar el título a través de Internet.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir