Noticias

“Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas”: el vergonzoso anuncio de campaña del @PPopular

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=W_VQbsuRXl4[/youtube]

Las últimas elecciones probaron que el Partido Popular no llegaba a los jóvenes: es un hecho que las filas de Podemos aglutina a una buena cantidad de veinteañeros y treintañeros. No entraremos al caso si se trata de una coyuntura política, o del cacareado cambio de mentalidad de España (no somos una bitácora de política, sino de marketing). No obstante, sí me gustaría comentar el anuncio que se lanzó el pasado 6 de diciembre, y que, en mi opinión (personalísima, en todo caso) es poco menos que vergonzoso.

Os resumo la trama: chica pelirroja (teñida de un color irrepetible), con gafas de pasta y vestido negro, se desahoga sobre con sus tres amigos: dos barbudos con gafas similares, una chica con falda negra y camisa con cuello de bebé. Estética estereotipada, para reconocer a los protagonistas del anuncio “Hipsters”. Estética lógica, en cualquier caso, ya que en una trama de 20 o 30 segundos es complicado reconocer determinadas posiciones o personalidades, y la ropa lo facilita.

Segunda escena: el susodicho novio en el sofá, y los tres amigos con cara de circunstancias, para hablar con él de un tema espinoso: va a votar al PP el próximo 20 de diciembre. Algo que, en opinión de los amigos- hipsters declarados, y, por tanto, contrarios a las políticas del PP-no debería ocurrir.

“Pero vamos a ver, Raúl, tú vas todos los días al trabajo en bicicleta y te pasas los veranos salvando a las ballenas. De todos nosotros, eres el único vegano…”, argumentan.

Y el joven hipster – que es, estéticamente, el más hipster de todos- replica que Rajoy ha evitado el rescate y que está creando empleo. Y remata: “Que yo sepa, Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas, ¿no?”.

Para mi gusto, este último argumento invalida todo el discurso anterior. Decir que Rajoy o Fulano no tienen nada en contra de las ballenas me parece un lugar común de lo más manido. Es de suponer que Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas (aunque algunas de sus políticas indiquen lo contrario), ni de los gatitos, ni de los bebés que pululan en Internet. Posiblemente tampoco tenga nada en contra de muchas cosas, una expresión que suena a que algo te es totalmente indiferente, y que su existencia- o no existencia- no beneficia ni perjudica la tuya.

¿Puede la indiferencia generar implicación? Posiblemente no. No obstante, si el PP logra el 20D más votos hipsters… no será gracias a este anuncio.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir