Noticias

Relación entre intención de compra e Internet

Imagine una sociedad que está conectada a todas horas a través de numerosos dispositivos, una sociedad que investiga los temas que le preocupan en busca de soluciones a sus problemas, sociedad que lucha por conseguir sus sueños y no se rinde.

Pues ésta es la parte de la sociedad que más interesa a las grandes multinacionales.

Una muestra de la bondad de las personas son los foros en internet en los que personas que no se conocen interactúan intentando dar solución o consejos a temas que los demás usuarios comparten. Las redes sociales tratan de acercar a personas que comparten determinados ámbitos de interés, las relaciones entre amigos ya no son lo principal (redes profesionales, redes para emigrantes, para buscar pareja, etc.).

Por otro lado, las empresas invierten cada vez mayores presupuestos en investigar temas que mejorarán la vida de las personas, un ejemplo son las compañías farmacéuticas.

Y es que la respuesta a la pregunta ¿por qué se tiene en cuenta tanto la opinión que nos da alguien en la red, si ni siquiera lo conocemos? es muy compleja. Un cliente potencial está en el establecimiento dudando acerca de la adquisición de un producto concreto. No tarda mucho en sacar su teléfono móvil, conectado a internet, y teclear las palabras clave, que están directamente relacionadas con las dudas. La información que aparece configura de manera determinante la adquisición del producto, e incluso la marca a escoger.

Esto influye mucho en la manera en que las compañías elaboran sus estrategias para los Social Media. La sociedad del futuro busca respuestas competentes a cuestiones éticas. Ya no basta con “estar presente en la red”, ya hay que “ser útil”.

También cabe mencionar la proliferación de tiendas online, cada vez hay más facilidades para enviar los paquetes y más ahorro para el cliente. De ahí el incremento de este modo de compra, además la seguridad se ha visto incrementada y el consumidor se siente más cómodo comprando desde casa.

En definitiva, las empresas deben estar alertas al rápido desarrollo de internet y al cambio que este desarrollo ha provocado en los potenciales consumidores. En caso contrario, arriesgan su supervivencia.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir