Social Media

Se acerca Internet 3.0. ¿Está preparado?

De la web 1.0 a la 2.0, Se acerca Internet 3.0. ¿Está preparado?

De una plataforma estática al nacimiento del social media y el inicio de la inteligencia artificial y a la innovación tecnológica.

Si nos paramos a pensar en la fugacidad del tiempo, los avances, y la evolución del sector, no tardaremos en darnos cuenta de lo imprescindible que es subirse al carro de las nuevas tecnologías tan rápido como se pueda, si no queremos quedarnos sin un trozo de pastel…

Un buen día Albert Einstein dijo “yo nunca pienso en futuro, viene bastante rápido”, y tenía tanta razón como la del siguiente hecho: “los 10 puestos de trabajo más demandados en la actualidad no existían en el año 2004”. Estamos preparando a estudiantes para trabajos que aún no existen y que usen tecnologías que todavía no han sido inventadas, para que solucionen problemas que aún ni siquiera sabemos que lo son.

Echando la vista atrás, 1994 es la fecha que se considera el nacimiento de la Web comercial, y por ende, el desembarco de las marcas y empresas. El año en que las marcas se dieron cuenta de que podían llegar a miles de usuarios con comunicaciones de marketing personalizadas y bidireccionales, así como establecer relaciones beneficiosas con otras organizaciones.

WebAllá por el año 2001, tuvo lugar el famoso estallido de la burbuja tecnológica. Si recordamos la primera forma de expresión de la World Wide Web, o web 1.0, donde el contenido solamente podía ser modificado por el propio webmaster y lo comparamos a la web actual, nos quedaremos sorprendidos por el salto en innovación producido en escasos 15 años.

El siguiente paso fue el nacimiento de la Web 2.0 en 2006, una evolución de la anterior fruto del marketing. Tim O’Reilly realiza un interesante análisis sobre este tema que podéis ver en el siguiente enlace, no tiene desperdicio. Por otro lado, Aníbal de la Torre la considera como “una forma de entender Internet que, con la ayuda de nuevas herramientas y tecnologías de corte informático promueve que la organización y el flujo de información dependan del comportamiento de las personas que acceden a ella, permitiéndose no solo un acceso mucho más fácil y centralizado a los contenidos, sino su propia participación tanto en la clasificación de los mismos como en su propia construcción, mediante herramientas cada vez más fáciles e intuitivas de usar”.

Sin duda una definición clara y extendida que un año más tarde, en 2007, Xavier Ribes, Profesor titular de Comunicación Audiovisual y Publicidad a la UAB y experto en nuevas tecnologías, resume en “todas aquellas utilidades y servicios de Internet que se sustentan en una base de datos, la cual puede ser modificada por los usuarios del servicio, ya sea en su contenido, bien en la forma de presentarlos o en contenido y forma simultáneamente”.

En cualquiera de los casos, es difícil concretar una definición de Web 2.0 de manera concisa, pero lo que es más que evidente es la velocidad en materia de innovación que atravesamos. Y es que gracias a la versatilidad de Internet hoy en día, todo este entramado de redes digitales interconectadas posibilita servicios y comunicaciones que implican tanto a personas físicas como a administraciones públicas y empresas, dando lugar a interacciones P2P (persona/persona), C2B (consumidor/empresa), B2B (empresa/empresa) o C2C (consumidor/consumidor). Miles de combinaciones que benefician a ambos lados en todo modelo de negocio.

Si subimos un escalón más, camino hacia la Web 3.0, su propia evolución va muy asociada también al concepto de personalización y todo lo referente al flujo de información adaptada a nuestros gustos y preferencias. Consiste en evitar, también, la inmensa gama de información “irrelevante” (para nosotros, por supuesto). Sin duda un pistoletazo de salida que promete obtener el máximo potencial de Internet, por si ya pensábamos que lo hacíamos… ¿sabremos aprovecharlo?

Para concluir, lo que sí nos queda claro que la web actual es, por tanto, una plataforma que permite aprovechar la inteligencia colectiva de sus usuarios, abierta a la participación y que ofrece contenidos enriquecidos, y qué mejor manera que hacer honor a esta definición, aprovechando todas las ventajas que nos brinda.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir