Social Media

Seguridad y privacidad. Sí, en Instagram también

Seguridad y privacidad. Sí, en Instagram tambiénHay algo a lo que la mayoría de los usuarios de redes sociales responden de forma muy rápida y muy tajante, y no es a otra pregunta que ¿te preocupa la privacidad de tus datos en redes sociales?

Muchos estudios y análisis muestran que la gran mayoría de los usuarios dicen que sí les preocupa lo que hacen las plataformas con sus datos, pero, la realidad es otra muy distinta, ya que no adoptan las medidas necesarias y que tienen a su alcance para mantener segura esa información de la que dicen ser celosos. Y sí, también pasa en Instagram.

Instagram ha experimentado un crecimiento increíble en los últimos tiempos en cuanto a número de usuarios activos, lo que ha hecho de esta red social un lugar perfecto para obtener de manera fraudulenta los datos de sus usuarios. Pero, como en estas plataformas, Instagram te ofrece herramientas para mantener segura tu cuenta y no ser robado.

Así, el sentido común nos dice que lo primero que tenemos que hacer para mantener nuestra cuenta segura es completar la información del perfil de forma adecuada. En Instagram para tener una cuenta tienes que proporcionar los siguientes datos:

  • Nombre
  • Nombre de usuario
  • Correo electrónico
  • Sitio Web (si lo tienes)
  • Teléfono

Además, Instagram te da la posibilidad de poner tu cuenta en modo privado, de modo que las peticiones de seguimiento o contacto te llegan antes para ser aprobadas, en lugar de hacerse esto de modo automático cuando las cuentas son abiertas. A mí, particularmente, no me gusta mucho esta opción, pero no es más que otra herramienta para añadir a tu cuenta una capa más de seguridad.

Una de las cosas a las que no se le suele dar la importancia que realmente tienen es a la contraseña. Todos hemos caído alguna vez en el error de poner como contraseña nuestra fecha de nacimiento o el típico 12345, cuando en realidad lo que tenemos que hacer es todo lo contrario, buscar una contraseña fuerte que no se pueda averiguar tan fácilmente. Ahora bien, ¿cómo creamos una contraseña fuerte? Pues es bastante simple, utiliza todos los caracteres que se te ocurran, me refiero no al número de ellos, sino a variedad. Usa mayúsculas, minúsculas, números…

También es una muy buena práctica estar al tanto de quién te sigue. Seguro que alguna vez has visto que te sigue un perfil raro, de usuarios que nada tienen que ver contigo. No sé qué haces tú en estos casos, pero si veo un perfil así, lo primero que hago (repito, yo) es bloquearlo para evitar posteriores posibles problemas.

En muchas ocasiones estos perfiles simplemente se crean para generar spam, y, a veces, (y esto me ha pasado en alguna de las cuentas que gestiono) para realizar prácticas negativas (y denunciables) ocultándose la persona o marca en cuestión en el anonimato.

Por último, cuando ya lo tengas todo listo, echa un último vistazo general a tu cuenta, y vigila bien que no estés dando más información de la necesaria, pues, esa información es una forma genial de que sufras ataques a tu cuenta de Instagram.

¿Qué otros consejos se te ocurren?

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir