Conceptos

Caso práctico de un ataque de SEO Negativo: Trendhim

Sara López

Creas una página web y te esfuerzas día y noche por conseguir que alcance los mejores rankings y sea día a día más visible para Google. Ves como los gráficos en ahrefs son cada vez más ascendentes y tus ingresos mayores.

Hasta que un día te levantas por la mañana pensando que no tienes de que preocuparte, que todo está bajo control alguien te ataca, y envía a tu web miles de links bomba, y como no, los algoritmos de Google te penalizan.

Este fue el caso de Trendhim, solo que en lugar de ser por la mañana eran las 7 de la tarde. Sara Lopez, country marketing manager de Trendhim nos cuenta su experiencia con el SEO Negativo.

Un viernes como otro cualquiera nos disponíamos a comprobar los indicadores de rendimiento habituales. El CTR se mantiene constante, el numero de visitas es razonable como de costumbre, y los links que enlazan a nuestra web – totalmente erróneo. En particular había dos parámetros que rompían nuestras expectativas.

  • El número de enlaces a nuestra web es excesivo, que por lo general esto estaría bastante bien, pero no en este caso.
  • Alrededor de un 9% del anchor text de los enlaces enlazantes a nuestro dominio danés “dk” dejaba de ser Trendhim para ser “porno”.

seo negativo

Cuando envías más links de lo normal a una página web Google sospecha. Hasta hace 5/8 años se podría manipular a Google comprando miles de links a Rusia, China y la India. En aquel entonces todo se basaba en la cantidad de links no en la calidad.

Pero Google no es tonto, hizo un contador para penalizar a todas aquellas páginas que intentaran engañarle con links falsos. Si una página web recibe muchos links enlazándola y estos parecen sospechosos la web pierde posiciones en Google. En otras palabras, si tienes una página web que de repente recibe toneladas de links, vas a ser penalizado.

Aunque esta no es la uncía manera mediante la cual puedes ser perjudicado, si las keywords que enlazan a tu web (anchor text) no tienen relación o no están presentes en tu web el algoritmo de Google sabe que probablemente se trata de acciones ajenas al sitio.

Es por eso que los ataques de SEO Negativo son poco sofisticados y la mayoría no representan un gran problema.

Generalmente los responsables son gente que quiere perjudicar a sus competidores. Por aproximadamente $79 puedes comprar un “link bomba” que elimine a tu competidor del mercado. Miles o millones de links enlazaran a la web de tu competidor.

¿Qué hizo Trendhim al respecto?

Al tener más de 1500 links que enlazaban a nuestra web bajo el término “porno” que indican a Google que el contenido de Trendhim es pornografía nos vimos en la obligación de revisar dichos enlaces uno por uno.

Al ser una tienda online en un mundo tan competitivo como son los accesorios masculinos, ser visible para Google es crucial. Si los rankings bajan, los clientes desaparecen.

En la actualidad hay cuatro cosas que hacer.

  • Enviar un archivo a Google con todos los enlaces no deseados a través de Google Search Console. Y si aún no has añadido tu sitio web a la Google Search Console es un buen momento de empezar.
  • Solicitar una revisión manual de Google escribiéndoles a través de un formulario de contacto.
  • Tartar de ponerse en contacto con los responsables de las páginas que enlazan a tu web y tratar de eliminar el link.
  • Recuperar tus rankings consiguiendo buenos enlaces para tu web.

Los meses después del ataque fueron duros, éramos nosotros contra el tiempo. Nuestro día a día se basaba en enviar archivos a Google para intentar ponerle remedio, ya que ni la policía ni las compañías de seguro podían hacer nada. Y lamentablemente esto es muy serio, podíamos estar hablando de la vida o la muerte de tu negocio online.

¿Realmente nos hicieron tanto daño?

En el principio, los enlaces iban dirigidos a nuestra página de gafas de sol. Afortunadamente las gafas de sol no eran nuestro punto fuerte y no perdimos tantos clientes hubiéramos perdido si se enlazase a categorías como las pajaritas o las corbatas.

El daño fue mínimo debido a que constantemente enviábamos las listas a Google con los enlaces no deseados.

Los intentos de contactar con las webs de donde provenían los enlaces no deseados fueron en vano. Tan pronto como se dice “piratería“, “enlace bomba“, “ayuda” o “Importante – esto no es spam“, el correo va directamente al correo no deseado. Sí que es verdad que tras mucho buscar los datos de contacto gracias a las redes sociales como Facebook o LinkedIn nos pusimos en contacto con los webs masters, y sólo en esos casos, los enlaces no deseados se eliminaron.

Todo hay que decirlo, no vendimos lo que esperamos. Lo que es peor es nuestros competidores de algún lugar de Dinamarca trataron de sacarnos de Google utilizando métodos desleales. No pudimos ni podremos identificar a los culpables.

 

Autora: Sara LopezSara López

Contacto : sara-lopez.com
Country Marketing Manager España en trendhim.es

Estudiante de Ingeniería Informática en VIA University College, Denmark

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir