Noticias

Si Europa no arranca será difícil reducir el paro en España

Los expertos coinciden en que Europa es la solución y, también, el problema ahora para la economía española. Para Angel Laborda, director de Coyuntura de Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), “el principal problema es el contexto europeo. Si Europa no arranca va a ser difícil un crecimiento sostenido que reduzca sensiblemente el paro en España”, destacó este especialista durante la Jornada Anual de ESADE Alumni en Madrid, en el debate que protagonizó con el profesor de Economía de ESADE Xavier Mena. En la jornada de ESADE Alumni participó también Juan Miguel Villar Mir, presidente del Grupo Villar Mir, que destacó en su intervención que el  “comercio mundial crece más que el PIB”. Eugenia Bieto, directora general de ESADE, y Miguel Trias, presidente de ESADE Alumni, intervinieron ante cientos de antiguos alumnos en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Laborda y Mena repasaron el escenario internacional y su repercusión en la economía española. El endeudamiento, especialmente el endeudamiento privado, fue calificado por Laborda como “la madre de todas las batallas” para la economía española. “Hay que reducir la deuda de las familias y, sobretodo, la deuda de las empresas”, señaló el experto de Funcas. Los especialistas consideraron que las reformas y recortes acometidos en España han ido en la buena dirección y ahora éstas “deben ser compatibles también con cierto crecimiento”.

Otro aspecto destacado en el debate fue si España, y Europa en su conjunto, corren el  riesgo de deflación. Para Laborda existe una matización técnica importante: “Llevamos varios meses en esta línea [deflacionista]. Pero no estamos en proceso deflacionista, aunque sí en una inflación y una evolución de los salarios tipo cero”. La congelación de los salarios va a continuar, según los expertos, “pero esto nos permite ganar competitividad”, destacó Laborda. Un último aspecto también se señaló en el debate. Antes de la crisis, “el euro estaba sobrepreciado y significaba un hándicap”, afirmó Laborda. Lo ideal, afirmó Laborda es que el euro siga depreciándose en torno al 1,15-1,20 (en la actualidad está alrededor de 1,29 la paridad dólar-euro). Los retos continúan.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir