Marketing

Si quieres hacer branding, haz tu marca humana.

Sbrandingeguro que recuerdas tu estancia en el instituto y en el colegio. Yo recuerdo muy bien aquellos días, esas clases de Literatura con mi profesora Josefa en las que me hablaba largo y tendido de recursos poéticos, de cómo el viento soplaba fuertemente cuando las piedras lloraban por el amor perdido de un hombre hacia una mujer.

Los autores buscaban con estos recursos estéticos dar un punto más de intensidad a la obra, y, por supuesto, empatizar con la persona que está leyendo. Quiere que sientas el dolor cósmico del protagonista, o que sientas su alegría. Y yo no sé en tu caso, pero en el mío, sí que lo consigue. En cualquier comentario de texto, debías poner que el autor quiere que el lector se sienta identificado con la obra, y, en muchos casos, con los mismos autores, que reflejan sus sentimientos en su obra.

Pero esto no solamente se puede aplicar a las obras literarias, sino que también lo podemos usar en Marketing Digital para hacer Branding

Una marca que se precie y que quiera tener cierta relevancia en el terreno digital tiene que seguir esta estrategia: tiene que ser capaz de hacer que el viento silbe y hacer escuchar el rugido del mar, tiene que mostrar cuál es su lado más humano y ser cercana, mostrarse, algunas veces, vulnerable, si quieres.

Podemos tener muchas imágenes de una misma marca, y de la forma en cómo la percibamos va a depender en gran medida cómo funcione en el terreno social, en los medios sociales. No es lo mismo que perciban tu marca como una marca tradicional y unidireccional, antigua, que solamente se preocupa de mandar su mensaje y olvidarse del resto que ver tu marca como algo molón y que se relaciona contigo de una forma cordial, cercana, como si fuese un colega más.

De ello depende de cómo te acerques tú a la marca.

Hace mucho tiempo que superamos el modelo de comunicación unidireccional de las marcas tradicionales, y ahora, desde hace ya algunos añitos, la obligación de las marcas es hablar con el usuario, comunicarse, preguntar, informar y satisfacer sus necesidades, ya no vale esconderse detrás de un logo ni de un slogan. Los eslóganes ahora son muy diferentes del “Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo”.

Las marcas tienen que estar compuestas por una comunidad de personas que las prescriban y que se relacionen con ella, tienen que ser capaz de hablar y de debatir, de dar explicaciones…tienen que ser realistas y empáticas.

Tenemos que personalizar nuestra marca, pero no en el sentido de hacerla única para cada usuario, que también, sino hacerla persona. Convertirla en persona. Y debemos ser capaces de lograr que los usuarios vean unos valores en ella, igual que verían los valores y los principios de una persona.

Personalizar y humanizar nuestra marca implica el fortalecimiento de ella, creando y reforzando la imagen que queremos que los demás tengan de nosotros.

Are you ready?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir