Noticias y Actualidad

Sólo 2 de cada 10 empresas españolas disponen de una estrategia de idiomas

estrategia de idiomas

estrategia de idiomasDe acuerdo con un reciente análisis de la consultora de idiomas Hexagone, sólo un 20% de las empresas españolas cuenta con una estrategia de idiomas definida. Sin embargo, en un mercado globalizado donde vender fuera de las fronteras es ya lo normal, esta estrategia se convierte en un componente esencial para la internacionalización de las empresas.

Según indican los datos del estudio, 7 de cada 10 directores de PYMES no tienen el nivel suficiente de inglés para negociar o comunicarse a nivel empresarial fuera de España. Esto supone un auténtico obstáculo para la expansión internacional de las empresas españolas.

Respecto a esto, Gaëlle Schaefer, directora de Hexagone explica: “A nuestra consultora llegan a menudo directores de empresa que desconocen de la existencia de una estrategia de idiomas enfocada especialmente para el aprendizaje de inglés en las empresas. La estrategia de idiomas se crea para el desarrollo de negocio fuera de las fronteras precisamente en una época en la que el mercado es global y accesible para todos. Tiene el objetivo final de permitir comunicarse a nivel internacional y así lograr mayor crecimiento para la empresa adaptando el mensaje a cada uno de los mercados”.

El mercado actual es un mercado global al que no sólo acceden las grandes multinacionales sino también las PYMES. Ya sean productos o servicios, cada vez es más común encontrar casos de empresas y negocios con presencia internacional. En este caso, la falta de una lengua común genera un ambiente de trabajo caótico, ineficiente y una pérdida de oportunidades muy grande.

De hecho, 3 de cada 5 empresas españolas que crecen en el extranjero lo achacan principalmente a las facilidades que les ofrece la comunicación en un idioma común. Tanto para negociar, para comprender la cultura como para lograr una proyección internacional.

En palabras de Gaëlle Schaefer: “Uno de los principales métodos de supervivencia de las empresas que nos encontramos para comunicarse en un idioma que no es el español es la contratación de becarios o personal de bajo nivel sólo para realizar tareas de interpretación o traducción. Se trata de un grave error por parte de las empresas ya que se está dejando en manos de personal, poco cualificado a nivel empresarial, la imagen y una responsabilidad de comunicación que no le corresponde. Nadie mejor que un directivo o director de una empresa es capaz de transmitir los valores para una negociación internacional”.

Los análisis muestran que 4 de cada 10 directores de empresa no saben comunicarse en inglés ni mantener una conversación fluida y comprensiva, el denominado idioma empresarial por excelencia. Esto supone un grave problema para el crecimiento de sus negocios fuera de las fronteras. La directora de la consultora explica: “En plena era digital es fácil saltar las fronteras y captar el interés de inversores o consumidores extranjeros. El inglés es el idioma oficial a nivel mundial por el que todos los profesionales pueden comunicarse en los negocios”.

En definitiva, la tendencia respecto a la estrategia de idiomas es clara tanto entre las empresas españolas que buscan hacerse un hueco en el mercado internacional como entre las compañías europeas que necesitan un idioma común. Se trata de la única manera de trabajar con eficacia, pero también de hacerse con una cultura empresarial propia ajena a los problemas que se puedan presentar entre trabajadores de distintas procedencias. El llamado “inglés internacional”, de hecho, cumple esa función de ser un idioma de todos, sin estar ligado a una nacionalidad concreta.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir