Social Media

Suplantación de identidad en Twitter: cuando los fakes son más divertidos que la realidad

Suplantación de identidad en Twitter: cuando los fakes son más divertidos que la realidad. Vaya por delante que, desde SoloMarketing, no aprobamos la falta de seguridad en las redes sociales, ni la suplantación de identidad, así como tampoco la pérdida de privacidad.

No obstante, este blog, y en concreto esta sección de Social Media, pretende ser el reflejo y la reflexión de lo que ocurre en Twitter, Facebook, LinkedIn, Google+ y demás comunidades sociales, por lo que no hemos podido obviar este tema que tiene una gran parte cómica. Dicho esto, no pretendemos que el título hiera la sensibilidad de algún lector, puntual o asiduo, sino simplemente reflejar en este titular algo llamativo el tono del artículo.

Así pues, tras esta introducción, no queda más que adentrarnos de nuevo en una de las redes sociales que más empuje tiene en los últimos tiempos, Twitter. La red social de microblogging es un patio de intercambio entre profesionales, famosos y gente de a pie en general, en la que se comenta, se dice y se rumorea en 140 caracteres. Es muy sencillo: una persona se crea una cuenta y comienza a comunicar ideas, pensamientos y noticias bajo la premisa de no ocupar más que el espacio de un SMS.

Presentadores de televisión, cantantes, futbolistas y políticos se han sumado al carro de Twitter, en muchos casos con óptimos resultados. Pero, ¿estamos seguros de que el nombre tuitero se corresponde con la persona famosa que lo lleva? No en vano, ha habido casos de suplantación de identidades, no sólo en esta red social, sino también otras, y famosos como el humorista José Mota o la escritora Lucía Etxebarría las han sufrido en sus carnes.

Pero, ¿qué ocurre cuando el fake es tan evidente como divertido? Presentamos una serie de falsas personalidades cuyos tuits sacan una sonrisa:

Rouco Varela (@Varela_Rouco)

Cardenal, arzobispo de la Diócesis de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, ni Rouco Varela se libró de que un socarrón tuitero le suplantara, con una cuenta estéticamente lograda que tiene ya más de 3.000 seguidores.

Sus tuits más irreverentes rezan: “Acusan a la Power Balance de timo. Budistas, sois los siguientes”; “¿Alguien sabe como se hace el símbolo de la esvastica para el chat de la Blackberry? Es para una coña que tengo con Benedicto” o “Mañana, JMJ retorna por un momento en la misa de las doce. Un solo avance amigos: Rouco Varela feat. Pitbull Os espero!!! ;-)”.

#freenaniano (@nanianorajoy)

Uno de los casos más recientes y sonados, dada la proximidad de las últimas elecciones generales, fue el Twitter suplantado de Mariano Rajoy, que llevaba por nombre @nanianorajoy. Descubierto, censurado y clausurado, causó un revuelo entre los tuiteros, que se apresuraron a colocar un hashtag de liberación que fue Trending Topic (TT), #freenaniano, y a crear cuentas similares. Un ejemplo de que la censura en las redes sociales se paga.

Algunos de los tuits que llevaron al Gabinete de Dirección del Partido Popular a presentar una queja formal afirmaban: “Y dale con mi programa… ¡que me lo baje del Rincón del Vago!”, “El PP inventó Twitter y Google. El PSHOE Tuenti” o “Latinoamérica es una prioridad, nuestras casash no se van a limpiar solas”.

Carmen Lomana (@CarmenLomana)

Famosa sin oficio conocido y protagonista de anuncios de hamburguesas, Carmen Lomana también ha sido suplantada en Twitter. Sus tuits sueltan perlas clasistas como las siguientes: “Doy gracias a Dios que tengo chofer,no me gustaría nada ir en autobús con gente sudada trabajadora rozándome…” o “Encima en #acampadasol les dan de comer gratis… deberían llevarse el tupper de casa como hacen los obreros ¿no?”.

El Rey Juan Carlos (@ReyJuanCarlosI)

Ni la realeza se libra. Con una biografía que ya advierte que se trata de un fake (“Mi hiena de augurio y satifación poder acecarme a la ciudanía. Podéis llamarme Majes”), el alter ego del monarca español afirma de su Jefe de Prensa: “Qué mal rollo. El jefe de prensa de Zazuela nos ha sucrito a todos los diarios nacionales y hoy ha llegao la camiseta repubicana de Público” o “Sigo empeñado en que el discuso de estas navidades se retrasmita única y esclusivamente en Neox”. También cuenta lo que “de verdad” ocurrió para que apareciera en la prensa con un ojo morado: “Me viene el notas y se pone en plan que si mi piva es de un país en bancarrota y nosequé movidas, y claro, le metí un meco. Y el a mí otro.”

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir