Marketing

Talento y voluntad de cambio, las claves del éxito en la transformación digital

transformación digital

Actualmente la transformación digital juega un papel determinante en la competitividad de las organizaciones. Conscientes de las oportunidades que esta transformación ofrece, los directivos de las compañías quieren esclarecer sus objetivos y marcar estrategias claras con el fin de aprovechar todo su potencial.

Con este motivo, DIR&GE invitó a doce directivos de empresas referentes a participar en el Think Tank ‘¿Cómo sacar el máximo partido a la transformación digital?’ El evento, celebrado el 25 de noviembre, fue moderado por Juan Carlos Lozano, CEO de DIR&GE, y contó con la participación de Bruno Beretti, Digital Marketing Manager en Clarins Group; Nacho Rodríguez Díaz, Chief Experience Officer de Servicios Financieros Carrefour; Cristina Granados Baño, Regional Digital Marketing Manager en Lilly España; Mª Jesús Llorente, Sales & Marketing Director en Prodware; David Moreno del Cerro, Director de Seguridad y Sistemas de TI en Grupo Cortefiel; Javier Moreno Molinero, Head of Sales Iberia (Spain & Portugal) en PayPal; Manuel de Dios, Director de Canal de CITRIX; Iñigo Pastor, Digital Business Director en NEINVER; Beatriz Jiménez Pardo, Marketing Director de Ticketbis; Rodrigo Giménez-Rico Laguna, CEO y Fundador de Oportunista.com; Sonia Camacho, Subdirectora de Marketing relacional en Air Miles – Travel Club. Y Alejandro Gómez Montanari, Director de Expansión Y Desarrollo en Kiabi España.

Durante el encuentro se compartieron principales reflexiones como: adaptar la cultura empresarial a la nueva era digital, la actitud del CEO  como ‘optimista digital’ y facilitador del cambio, tener una estrategia clara adecuada al modelo de negocio, invertir en talento y formación de los empleados, y el cliente como factor clave de la transformación digital.

En su ponencia, Sonia Camacho señala que “los propios clientes han sido los que han reclamado la adaptación digital, por lo que la organización ha apostado por trabajar en satisfacer estas necesidades”. Por tanto, “el primer paso es adaptar la empresa a lo que el cliente necesita, priorizando los puntos de conexión con él”, explica Alejandro Gómez.

Por su parte, Íñigo Pastor indica: “Hemos pasado de un modelo transaccional a un modelo relacional, por lo que la clave está en determinar cómo acompañar al cliente en todo el ‘customer journey’ y satisfacer sus necesidades, porque al final competimos con la experiencia del consumidor”.

CAMBIO DE MENTALIDAD

En este contexto, Manuel de Dios indica que “el mayor reto” para iniciar un proceso de transformación digital “está en la barrera cultural de las compañías. Contamos con capacidades nuevas y las empresas deben ser capaces de aplicarlas”. Hoy “las estructuras jerárquicas se han quedado obsoletas ya que no están adaptadas para responder con agilidad al mercado” añade Mª Jesús Llorente.

En palabras de Nacho Rodríguez, “es necesario un trasvase de competencias, el directivo debe ser un facilitador para que cada integrante pueda aportar lo mejor y dotar de autonomía a los equipos para que puedan desarrollar sus capacidades”.

“La transformación debe iniciarse a nivel interno, para que sea comprendida en primer lugar por la organización, y poder a posteriori adaptarla a la regulación del sector y al ritmo que el consumidor espera y necesita, algo difícil en la industria farmacéutica”, puntualiza Cristina Granados.

EL PAPEL DEL DIRECTIVO

En relación con esto, Bruno Beretti explica que “lo que hace diferentes a las empresas son los directivos ‘optimistas digitales’ capaces de identificar las oportunidades a corto y medio plazo. Mª Jesús Llorente añade: “Todo parte del CEO y de su voluntad de cambio. Debe ser consciente y tener claro lo que puede perder de no creer en la transformación digital”.

Por su parte, David Moreno indica que “hace 5 años muy pocos CEOs pensaban que la tecnología tenía que estar en el comité de dirección, pero hoy muchas empresas con estructuras tradicionales no son capaces de llevar a cabo una transformación sin hacer una revolución completa en toda la compañía”. Rodrigo Giménez-Rico resalta que “la trayectoria de muchos directivos se ha desarrollado en entornos menos cambiantes y es necesario que se adapten y sean capaces de conectar mentalidades para hacer frente al nuevo entorno tan rápido en el que nos encontramos”.

ESTRATEGIA DEFINIDA

Javier Moreno señala que para tener éxito en el proceso de la transformación digital, “las empresas deben tener un ‘leitmotiv’, una estrategia definida apoyada por el ‘management team’ de la compañía” y “disponer de un criterio que permita a la organización adaptarse en función del cliente y el producto, involucrando a los diferentes departamentos”, afirma Beatriz Jiménez.

En este contexto Íñigo Pastor comparte que “lo que necesitamos es que tecnología y estrategia vayan de la mano, que la transformación digital se incorpore al proceso natural del negocio, teniendo como base una hoja de ruta para saber cómo repercute en los objetivos, es decir, conocer los wins-wins”. Para tener éxito en este sentido “hay que esponsorizar la transformación dentro de la organización, y tener un presupuesto específico para gestionarla”, añade el directivo.

EL TALENTO DEL EQUIPO

Con el fin de que “no se convierta en una carga adicional” como apunta Sonia Camacho, “es importante que los empleados se sientan parte de esta transformación y la evangelicen en sus departamentos sin que sea una forma de trabajar impuesta”, indica David Moreno.

Asimismo, en la opinión de Manuel de Dios,“se debe tener en cuenta la convivencia de diferentes generaciones donde los profesionales digitales empiezan a ser objeto de deseo. Los millennials tienen otras motivaciones, por lo que hay que cuidarlas para retener su talento”.

Por este motivo, “es esencial ser capaz de captar capacidades y habilidades digitales e invertir en la formación de los equipos”, afirma Bruno Beretti, aunque “lo complicado es juntar talento con voluntad de cambio, y nuestra labor es ser facilitadores para darle sentido a la transformación digital”, concluye Alejandro Gómez.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir