Marketing

Televisiones inteligentes ¿Ventaja para el espectador o solo para las marcas?

¿Es la “caja tonta” cada vez más lista? A juzgar por la nueva generación de televisiones inteligentes que campan por nuestros hogares, la respuesta para Juan Merodio es afirmativa. “El que los televisores dispongan de opciones que casi podemos denominar de espías, es lo que les dota de la inteligencia necesaria a través de la cual conocer mejor a los televidentes y del uso de la red o de los canales y programas que vemos y por lo tanto acercarnos a la tv personalizada y a la carta que deseamos”, explica. Y es que el lado positivo de esta moneda es que las Smartv pueden ofrecer una verdadera experiencia personalizada. “Que nos ofrezcan el contenido que realmente nos interesa y no tener que ver lo que no nos gusta, para mí es positivo, al fin y al cabo es lo que cada vez sucede más en Internet y el mundo offline. En este caso las televisiones van por el mismo camino, el offline y el online convivirán con la captación de información de cada uno de nosotros”, añade el conferenciante y escritor.

Pero, ¿se puede decir que las televisiones inteligentes son fuente de captación de datos comerciales? A juzgar por la propia información que aparece en los manuales de instrucciones de las marcas, queda poco lugar para las dudas. “Hay casos en los que para poder usar la tv hay que registrarse en la propia página de la marca o se tiene que hacer reconocimiento de voz para controlar y utilizar muchas de sus funcionalidades mediante comandos de voz. Es más, si las palabras que lleguemos a decir incluyen información personal o confidencial de cualquier tipo, las mismas pueden añadirse a los datos capturados y transmitidos a un tercero cuando utilicemos el reconocimiento de voz”, subraya Juan Merodio.

Así las cosas ¿qué información o datos son los que una SmartTV puede obtener de nosotros? El especialista resume algunos a continuación:

  • Sobre los contenidos vistos, comprados, descargados o reproducidos en streaming así como acerca de las aplicaciones a las que hemos accedido a través de los diferentes paneles.
  • Los clics hechos en “Like” (Me gusta), “Dislike” (No me gusta), “Watch Now” (Ver ahora) y otros botones.
  • Otra información sobre el uso de la SmartTV y de sus dispositivos “como puede ser la dirección IP, la información almacenada en cookies y otras tecnologías semejantes, la información que identifica su configuración de hardware o software, la información del navegador y de las páginas solicitadas”, recalca.

Ante dicho “control” Merodio recomienda leer muy bien los términos para aceptar solo los que deseemos ya que una vez demos al “sí, quiero” estaremos en manos de la SmartTV. “Una vez pinchemos sobre el permiso hacía el uso de datos o de aplicaciones podrán no solo recoger determinada información sino utilizarla de cara a terceros. Pasaremos entonces de pensar que estamos facilitando datos a las propias marcas para actividades de personalización de contenidos, a proporcionarles fines de negocio o información que puedan facilitar a terceros”, concluye.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir