Noticias

Tendencias en la optimización del capital circulante

Los periodos de cobro son un tema crítico para la mayoría de las empresas españolas, según el Informe “Tendencias en la optimización del capital circulante” (Informe WCO) elaborado por Global Corporate Payments de American Express España, en colaboración con la Asociación Española de Financieros de Empresa (ASSET) y la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (AERCE).

Un 53% de las empresas encuestadas afirma tener un periodo de cobro superior a 60 días y el 15% de ellos trabaja con  periodos por encima de los 90 días. Por otro lado, el 39,1% de las empresas admite que a menudo experimentan retrasos en los pagos de sus clientes y el 60,9% dice que, en tales casos,  el riesgo de impago es asumido directamente por la empresa. En este contexto, parece lógico comprobar que la reducción de los periodos de cobro es un objetivo prioritario para un 65% de los 295 ejecutivos encuestados.

Actualmente los medios de cobro más utilizados por las empresas son las transferencias electrónicas (60,9%), seguido de pagarés (7,8%), factoring (7,0%) y confirming (5,2%), y un 45,5% de las empresas asegura estar planteándose  otras alternativas a los medios de cobro que utilizan actualmente.

A pesar de que sólo el 24,8% de los encuestados se plantea aumentar sus plazos de pago, más del 70% afirma que su reducción es una importante y reiterada demanda por parte de sus proveedores. También hay que señalar que el 80% de los encuestados estarían dispuestos a utilizar nuevos medios de pago para reducir los períodos de cobro de sus proveedores, si con ello no tuvieran que incurrir en ningún coste adicional. Si vemos el otro lado de la moneda, un 62,4% estarían dispuestos a valorar nuevas formas que permitieran reducir su periodo de cobro aunque tuvieran que incurrir en algún coste adicional.

Desafortunadamente, a pesar de que las relaciones comprador-vendedor son mutuamente beneficiosas, las fórmulas de pago tradicionales están diseñadas para enfrentar al uno con el otro. En pocas palabras, los compradores quieren pagar más tarde y los proveedores, cobrar antes. Este cash flow tiene una vital importancia para ambas partes, a pesar de que el éxito de una de ellas pueda generar problemas a la otra.

De hecho, los plazos de pago son tan relevantes que casi el 72% de los gerentes de compras que participaron en este estudio han admitido que las condiciones de pago ofrecidas por los potenciales proveedores es un factor clave a la hora de seleccionarlos. Por otro lado han indicado que la importancia estratégica del proveedor y el volumen de negocio establecido con ellos son los dos elementos que determinan los plazos y medios de pago.

“Si las empresas quieren ser capaces de cumplir con sus perspectivas de crecimiento en un entorno donde el acceso al crédito no se ha estabilizado, la óptima gestión de los activos líquidos y del capital circulante debe ser un factor prioritario en estos momentos.” afirma Pablo Ribas, Vicepresidente y director general de tarjetas corporativas de American Express para el Sur de Europa

El informe completo del estudio puede descargarse de manera gratuita en el siguiente enlace.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir