Marketing

Tu estrategia de marketing puede convertirse en un laberinto

laberintoToda estrategia de marketing cuenta con una planificación y definición de los objetivos a conseguir. Sin embargo, a menudo las cosas se complican y las personas involucradas pueden perderse en un laberinto que parezca no tener salida.

Los directivos deben tener cuidado y analizar la situación, todo con el propósito de evitar que esta sensación de confusión e inseguridad aparezca. Una vez que haya pasado, será difícil volver a motivar a los empleados.

Sentirse en un laberinto implica sentirse estresado, perdido, sin saber qué decisión tomar. Toda esta inseguridad desemboca en un menor rendimiento en el lugar de trabajo y repercute sobre la eficiencia y productividad de los empleados.

En el momento en que una estrategia de marketing se convierte en algo poco claro, confuso y lleno de incógnitas; el peligro está cerca. En este momento serán los directivos quienes se encarguen de aclararlo todo y de hacer que la estrategia sea transparente y estructurada.

Esta situación se da en todas las empresas, sin embargo, en función del tamaño y de las tareas diarias que se desarrollan, la confusión será mayor o menor. Lo importante en el momento de detectar los indicios es mantener la calma y contar con profesionales que te ayuden a manejar la situación, en caso de que no tengas la formación necesaria.

Por supuesto, actuar antes de que el problema aparezca o en sus fases iniciales, será mucho más fácil. Esto implicaría ser honesto con los empleados, ayudarles a comprender los procesos confusos y darles la formación que necesitan para resolver ellos mismos el problema en cuestión. Esto les ayudará a recuperar su seguridad y motivación.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir