Marketing

Tu marca apesta

La nueva extensión de dominio ‘.sucks’ (literalmente, “apesta”, en inglés) está causando furor en la red, sobre todo entre las principales marcas y famosos de todo el mundo. Lógicamente, en este caso se trata de un movimiento defensivo, puesto que ninguna de las principales enseñas ni ‘celebrities’ del planeta quiere ver publicada una web del estilo “tumarca.sucks” o “tunombre.sucks”. Por este motivo, algunas de las compañías más importantes a nivel global ya se han protegido ante posibles registros a cargo de terceros, caso de Apple, Google, Facebook y Microsoft, entre otras.

“El perjuicio que esta terminación puede provocar a la imagen de una empresa no se limita de forma exclusiva a las grandes corporaciones multinacionales, sino que también puede dañar la reputación de compañías de ámbito nacional, pymes y startups”, alerta David Costa, Country Manager de Nominalia, la empresa de dominios, hosting y protección de marca online.

Ha sido tal el revuelo causado por la nueva terminación, que se ha ampliado su fase Sunrise hasta el próximo 19 de junio (inicialmente, estaba prevista la conclusión de dicho periodo el pasado día 1 del presente mes). El motivo: que muchos propietarios de marcas, abogados especializados en propiedad intelectual y ejecutivos de importantes empresas no estaban al corriente del próximo registro de la extensión de dominio ‘.sucks’ e incluso del funcionamiento de la propia fase Sunrise y de la Trademark Clearinghouse (TMCH).

A grandes rasgos, para participar en el periodo Sunrise y asegurar el derecho de prioridad en el registro de un dominio, la marca que se quiere registrar como tal debe estar inscrita en la base de datos de TMCH, el servicio de protección de marcas online más importante del mundo.

“La presencia de una marca en la Trademark Clearinghouse garantiza la participación en las fases Sunrise de todos los nuevos dominios a lanzar en un futuro, tanto para registrar extensiones con potencial de negocio, como para protegerse de terminaciones que podrían perjudicar la imagen de una empresa o personaje público, caso de ‘.sucks’ y de ‘.porn”, explica David Costa. “La ICANN  tiene previsto lanzar más de 1.300 nuevas extensiones de dominio en los próximos años, de ahí la importancia de registrar las marcas que se utilizan en la red y protegerlas incluyéndolas en la base de datos de TMCH”, añade Costa.

En efecto, terminaciones como ‘.sucks’ y ‘.porn’ son el tipo de extensiones que adoran los ‘ciberocupas’, personas que registran de forma anticipada y de mala fe marcas como nombres de dominio a pesar de no tener derecho alguno sobre ellas, en la mayoría de los casos con el objeto de vender dichos dominios a quienes deberían ser sus legítimos propietarios. De esta manera, los ‘ciberocupas’ se aprovechan de que el sistema de registro de nombres de dominio funciona por orden de solicitud para adelantarse a los titulares de la marca.

Además, la extensión “.sucks” se presta también a otros usos que pueden perjudicar la imagen de una compañía, institución o personaje público, como podrían ser páginas web con el único objeto de difamar a dichas entidades o personas. “Se trata de una terminación que, asociada a una marca, puede acabar dañando su prestigio, haciéndola perder valor”, advierte el Country Manager de Nominalia.

Los famosos también se protegen de los dominios ‘.porn’

El objetivo original de la extensión de dominio ‘.sucks’ es su utilización en campañas de defensa del consumidor, marketing de causas y servicios de atención al cliente, al menos según la compañía Vox Populi, que se hizo con los derechos para gestionar y vender los dominios con dicha terminación. Sin embargo, esta empresa canadiense estaría cobrando hasta 25.000 dólares por hacerse con los derechos de dominios con la terminación de la discordia, según diversas fuentes, un precio considerado por muchos como pura extorsión.

Del mismo modo, la extensión de dominio ‘.porn’ se concibió originalmente como una vía de negocio para páginas web dedicadas a ocio adulto, al igual que ‘.xxx’ o ‘.adult’. No obstante, han sido numerosas las ‘celebrities’ de todo el mundo que han registrado dominios con sus nombres y dichas terminaciones como una medida de protección de su imagen personal. Caber recordar que, precisamente, ‘.porn’ y ‘.adult’ han entrado en fase libre de registro el pasado 4 de junio.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir