Social Media

Twitter para empresas: algunas claves

Hoy en día no son analfabetos quienes no saben leer o escribir, sino, quien no sabe utilizar un ordenador o las Redes Sociales.

En estos tiempos es prácticamente indispensable conocer a fondo estas herramientas para aumentar nuestros beneficios, ya que si las obviamos o no las conocemos, estaremos desaprovechando todo su potencial para nuestra marca- empresa.

Indudablemente, una de las herramientas que más se están utilizando hoy en día como medio de autopromoción son los recursos que nos ofrecen a empresas y particulares el Social Media, sobre todo la red social de los ciento cuarenta caracteres, nos referimos, claro está, a Twitter.

Para sacar todo el provecho a la red social es necesario establecer unas pautas a seguir.

A la hora de crear nuestra cuenta, debemos considerar que nuestro perfil va a ser la cara que todos vean de nuestra marca, por lo tanto, debemos ofrecer el mejor aspecto. Es necesario crear cuentas de usuario que estén vinculadas a un solo correo, ya que, de otra forma, puede ser un poco confuso y más complicado gestionarlas. Además, es necesario que seamos conscientes de que si abrimos una cuenta es para actualizarla constantemente, evitando la mala imagen de marca que daremos si no lo hacemos. Si no, mejor no abrirla.

Algo muy positivo para diferenciar nuestro perfil es verificar la cuenta, con lo que estaremos dando una imagen de confianza al cliente/usuario, que a veces puede dudar de si con quien está relacionándose es, en realidad, la marca con la que quiere interactuar.

A la hora de compartir contenido es preciso que lo hagamos con cabeza. No vale tuitear por tuitear. Si tenemos contenido propio, hay que difundirlo, sin hacer spam, pero también hay que compartir el contenido de otros usuarios, por ejemplo, retuiteándolos, ya que esto crea conversación, que, al fin y al cabo, es lo que debemos perseguir. Es conveniente también usar los hashtags, aunque son muchos usuarios los que no los usan, para informar al resto de los usuarios del tema que trata nuestro tuit.

A la hora de difundir contenido debemos intentar que sea de la mayor calidad posible, ya que solo así interesará a nuestra comunidad y podremos crear engagement. Podemos difundir contenido propio previamente publicado en nuestro blog o página web, vídeos de interés para nuestra audiencia, posts interesantes publicados en blogs de otros profesionales, imágenes, ofertas especiales, o cualquier otra cosa de relevancia.

Pero es preciso también considerar que los usuarios no siempre están en Twitter, por lo que necesitamos saber a qué hora es mejor lanzar nuestros tweets para que tengan el mayor impacto posible, y para ello podemos utilizar herramientas. Uno de nuestros
objetivos es crear conversación, y para ello, debemos buscar la forma más adecuada y efectiva de que un mensaje sea fuente de discusión (en el sentido positivo de intercambio de ideas), para lo que podremos enviar tweets durante todo el día, para llegar al máximo número de usuarios posible.

Respecto a los seguidores y a los seguidos, debemos poner especial cuidado. Es vital para nosotros crear un timeline de calidad, en el que cada uno de los usuarios que estén en él encuentren un motivo para estar y escucharnos, por lo que tenemos que mantenerlo limpio de spam y seguidores ofensivos, lo que podemos evitar bloqueando a estos usuarios, eso sí, argumentando siempre el motivo. Si somos empresa es fundamental ser recíprocos con quien nos sigue, por tanto, debemos devolver el follow a todo aquel que nos sigue, teniendo en cuenta que el número de seguidores y seguidos debe estar en perfecto equilibrio para así mejorar nuestra imagen de marca.

Twitter es un arma muy poderosa para nuestra empresa, y es fundamental para nosotros conocer todo su potencial y aprovecharlo.

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir