Noticias

Un mensaje, varias interpretaciones

interpretar

Un mensaje puede tener varias interpretaciones y es exactamente esto lo que dificulta tanto la tarea de publicistas como de empresarios. Antes de decir algo hay que pensar diez veces cuáles podrían ser las interpretaciones y posibles consecuencias.

Y si todavía no estáis seguros de lo que os digo, no dudéis en fijaros en aquello que algunas de las grandes marcas han sufrido con el paso de los años. Además, ser líder dificulta aún más la tarea, pues los errores son más difícilmente olvidados y perdonados.

Las situaciones conflictivas en las que son envueltas las marcas son numerosas, al igual que lo son sus causas. Y es cierto que a pesar de hacer el esfuerzo de intentar meterse en la piel del receptor, todavía son pocas las empresas que consiguen destacar por la simpleza y eficiencia de sus mensajes publicitarios.

¿Queréis comprobar lo que os estoy contando? Si es así, no dudéis en coger un bolígrafo y un papel y escribir una frase que anuncie una crema antiedad mejor que las que venden los competidores.

Es difícil anunciar un producto sin cabrear a los competidores o a los receptores que se sienten engañados cuando leen “mejor que todas los demás”. Pero esto no es todo, es difícil también anunciar productos que se relacionen con temas como el envejecimiento y sus consecuencias.

El mensaje diseñado puede herir también la opinión de las personas que utilizan otras cremas antiedad. Pero esto no es todo, siempre habrá alguien que considere que no la necesita, a pesar de estar en la franja de edad en la que la crema se aconseja.

¿Todavía seguís pensando que diseñar el mensaje es una tarea fácil?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir