Noticias

Un prime time cada vez más tardío retrasa el sueño de los españoles

¿Dormimos lo suficiente los españoles? Al parecer, no, y el problema es la televisión. La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España ha estudiado los horarios del “prime time” de las principales cadenas de televisión de España, analizando las horas de comienzo y finalización de los distintos programas de televisión en horario de máxima audiencia, emitidos desde el domingo 7 de septiembre al jueves 11de septiembre.

Las conclusiones no pueden ser más devastadoras: al parecer, los programas de máxima audiencia están retrasando (¿deliberadamente?) los programas de máxima audiencia. El prime time es cada vez mas tardío, y, por tanto, las horas de finalización también.

Esto afecta al sueño de los españoles: la Comisión asegura que el horario nocturno debería acabar a las 23:00 horas, sin embargo, se alarga más allá de la 1 de la madrugada. Los españoles dormimos cada vez menos por ver nuestros programas favoritos. Y hay más:

  • El 88% de los programas de máxima audiencia analizados finalizan su emisión más tarde de las 23.30 horas.
  • El 56% lo hacen después de las 24.00 horas
  • El 36% de las emisiones comienzan pasadas las 22.30 horas
  • Todas las cadenas, excepto la Cuatro cuenta en su programación con programas que finalizan su emisión más tarde de las 01.00 de la madrugada.

Situando la hora de finalización del “prime time” a las 23.30, hora máxima solicitada por la Comisión Nacional:

  • De domingo a jueves, La 1 restó, en total, 2 horas y 45 minutos de sueño a sus espectadores.
  • En este mismo periodo de tiempo, Antena 3 hizo que sus espectadores durmieran 7 horas y 45 minutos horas menos.
  • Telecinco, cuyos programas de máxima audiencia se registran de domingo a jueves, restó en total 8 horas con 35 minutos de sueño a sus televidentes.
  • Por su parte, La Sexta hizo que sus espectadores durmieran 4 horas y 45 minutos menos.
  • De domingo a jueves, La Cuatro restó, en total, 1 hora con 5 minutos de sueño a sus espectadores.

¿Se deberían modificar los horarios televisivos para adaptarlos al horario del descanso? Sin duda. El rendimiento laboral es directamente proporcional a las horas de sueño, con lo que acostarnos más allá de las 23.00 horas nos condena a no tener la suficiente energía para afrontar las tareas laborales y de la vida diaria.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir