Noticias

Una impactante campaña de marketing relacional

Innovación, vanguardia, eficiencia. El Nuevo Opel Insignia es algo más que un coche, es una experiencia capaz de desafiar el futuro. Opel y MRM han unido sus fuerzas para idear una impactante y revolucionaria estrategia de marketing a la altura de su nuevo coche.

¿Cómo reaccionarías si te encontraras en tu despacho una caja gigante con un piloto de “juguete” en su interior? Esto es lo que recibieron en sus despachos los clientes de grandes cuentas. Pero el envío iba más allá: de pronto, el piloto cobraba vida y entregaba a su dueño las llaves del Nuevo Opel Insignia para que, durante una semana, disfrutara en primera persona de todas las mejoras hechas en el vehículo y comprobara que en Opel la innovación no es una promesa, es un hecho.

Para calentar motores, Opel arrancó la acción con una prueba piloto adaptando el concepto a una caja de juguete. Tras abandonar el directivo su pequeño obsequio en su despacho se le daba el cambiazo y, en su lugar, se ubicaba la caja de 2 m dispuesta a ofrecer un mundo de posibilidades a la medida de su conductor.

Originalidad, impacto, notoriedad… Con esta rompedora acción B2B, Opel no solo rompe con el marketing directo tradicional sino que se posiciona como un referente a la vanguardia de la automoción. El Nuevo Opel Insignia representa una auténtica revolución tecnológica y es la gran apuesta de la compañía alemana. Además, las mejoras en diseño y aerodinámica lo convierten en un coche sorprendente desde cualquier perspectiva y su eficiente motor permite una conducción más limpia y económica.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir