Noticias

Una moda nefasta para las PYMES

Un estudio de la consultora en telecomunicaciones Fonvirtual pone de manifiesto que la contratación de telefonía IP es una decisión “desaconsejable” para las pequeñas y medianas empresas, esencialmente por coste y por fiabilidad en el servicio.

Este estudio nace unos meses atrás, a raíz de que la empresa decidiera reevaluar su estrategia comercial. La directora comercial de Fonvirtual, Ana López, lo explica en los siguientes términos:

“Nuestro servicio de centralita virtual ya gestionaba las llamadas de la empresa, integrando sus comunicaciones a través de líneas fijas y móviles de cualquier operador; en consecuencia, para Fonvirtual era muy sencillo técnicamente integrar también telefonía IP. A priori, nos parecía una nueva línea de negocio muy interesante, casi el siguiente paso por tendencia natural.”

Sin embargo, la empresa tomó la decisión de no comercializar telefonía IP. “Empezamos a observar un porcentaje anormalmente alto de nuevos clientes ‘rebotados’ de la telefonía IP. Entonces nos preguntamos: ¿por qué alguien que ha invertido una cantidad importante de tiempo y dinero en terminales IP, routers, Internet, etc., decide abandonar esa tecnología?”, añade López.

El estudio realizado por la consultora se ha dividido en dos partes. Por un lado, los clientes que disponían de un servicio de telefonía IP y que, insatisfechos, se interesaron por otras soluciones. El 78% de estas empresas califican la calidad del servicio como de “mala o muy mala” siendo para el 20% el precio el principal argumento para cambiar de tecnología.

El segundo bloque de la analítica ha evaluado a aquellos clientes que, sin haber probado ninguna de las dos tecnologías, se habían decantado por cualquier solución alternativa a la telefonía IP. El 56% declara que no les encajaba la solución IP por “coste”, mientras que el 28% huía de los problemas de “calidad”. Tan sólo un 12% no conoce qué era la telefonía IP, lo que en palabras de Ana López “significa que los clientes se informan mucho antes de tomar cualquier decisión”.

“La principal razón del éxito de la telefonía IP –subraya la directora comercial– ha sido el bajo coste de las llamadas. Sin embargo, este argumento ha ido perdiendo fuerza a medida que los operadores móviles lanzaban tarifas que incluyen llamadas ilimitadas a fijos y móviles. Las llamadas de voz ya no cuestan dinero.”

Sin embargo, el estudio también establece algunos supuestos en los que la solución de telefonía IP es una alternativa perfectamente viable. Es el caso de las grandes empresas, donde el coste de la tecnología queda amortiguado, convirtiendo a la telefonía IP en una opción muy competitiva. En este sentido, una empresa de gran dimensión puede procurarse la tecnología suficiente para asegurar un estándar de calidad más que aceptable y aprovechar las ventajas no sólo de ahorro sino de valor añadido de integración con aplicaciones que puede ofrecer esa tecnología.

El informe concluye precisando que, en todo caso, la telefonía IP no es una buena opción para las PYMES por dos razones: el elevado precio, debido a los costes de inversión y mantenimiento y, en segundo lugar, por la baja calidad de sonido que ofrece el servicio en determinadas ocasiones.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir