Marketing

Volviéndonos invisibles….Lo que no se ve, no existe.

Nos habrán echado la antigua maldición china “Que te toquen vivir tiempos interesantes” porque vaya si lo son… y lo que se está alargando.

Las empresas han optado por reducir sus presupuestos publicitarios, con el consiguiente riesgo que ello supone, ya que una cosa es gestionar y la otra es suprimir. Estoy totalmente de acuerdo en que hay que ser muy cautos en cuanto al gasto, ya no en publicidad, sino en todo gasto fijo que soporten las empresas actualmente y sean prescindibles. Hemos tenido que proceder en la mayoría de las empresas a la máxima reducción de costes fijos prescindibles y a una profunda revisión de los variables. Pero en lo que respecta a la publicidad, ésta es el área de la empresa por la que nos mostramos al mercado. Los clientes llegan a nosotros si estamos a su alcance. Nadie se levanta hoy y conoce de nuestra existencia sin acciones previas proactivas por nuestra parte o prescripción de un tercero que les hable de nuestra marca.

Dejar de hacer publicidad es desaparecer. Tampoco se trata “de hacer una huída hacia adelante”. En tiempos difíciles hay que trabajar más duro y optimizar.

¿Cómo podemos optimizar nuestros presupuestos de publicidad?

  • Optimizando las campañas orientándolas, más que nunca, a targets segmentados por producto o servicio. Debemos primar la calidad y buscar segmentos afines al producto que estamos ofreciendo. Incluso si actuamos en medios generalistas, definir en qué secciones mostrar los anuncios.
  • Realizando acciones de Marketing directo a través de plataformas especializadas, tanto de Afiliación como de E-mail Marketing. Siempre cuidando la segmentación, las creas, las landings y midiendo los resultados. No todo vale para todos.
  • Actuando en los Social Media y generando un blog de empresa. ¿Cómo hacer un blog para mi empresa? .- Hay que analizar las redes sociales adecuadas a nuestros productos y qué podemos ofrecer o cómo podemos interactuar con los usuarios. Vincular un blog corporativo y/ o varios blogs temáticos. Estas acciones no requieren grandes inversiones.

Afrontando el momento actual

Más allá de la publicidad, la bajada de las ventas debe hacernos replantear las políticas comerciales, condiciones de venta e incluso de producto, políticas de precio, y adaptarnos a la situación actual.

Hay que estar al lado del consumidor en estos momentos de crisis y ofrecerle productos/ servicios/ condiciones de compra adecuadas al momento actual.  Una marca transmite emociones. En momentos como éste debe estar al lado del consumidor transmitiéndole la comprensión de la situación por la que estamos pasando. La percepción de la marca por parte del consumidor saldrá enriquecida en estos momentos y creará profundos vínculos con el consumidor que perdurarán en un futuro.

Manteniéndonos en el mercado

En definitiva, hay que trabajar mucho más para conseguir lo mismo, o posiblemente un poco menos, en estos tiempos que estamos viviendo. Pero dejar de hacer publicidad, es volverse invisible, este si que es un camino peligroso que nos puede llevar a perder al consumidor. No hay que olvidar que: Lo que no se ve no existe.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir