Marketing

Ya es posible medir las emociones en las campañas de vídeo branded content

Be On, la nueva división de video branded content de AOL Networks, anunció el 14 de junio una colaboración con Realeyes, una plataforma de medición de emociones cuya tecnología es capaz de medir cómo una persona se siente y reacciona al ver un contenido de video.

Gracias a esta colaboración, Be On ofrece el seguimiento biométrico para determinar el impacto emocional del contenido de cada video al testarlo en conocidos paneles de consumidores como CINT y Toluna. A través de este servicio las marcas pueden medir el impacto emocional o “sentiment” de sus contenidos de video durante el lanzamiento o antes de lanzar la campaña de video online. La integración de Realeyes en la plataforma de medición de campañas Insights de Be On pone al alcance de los anunciantes una de las herramientas de mediación de campañas de video online más sofisticadas disponibles en el mercado actual.

LG fue una de las primeras marcas que integró esta tecnología para sus contenidos video en su última campaña  So Real It’s Scary 2. LG testó a más de 600 usuarios en varios mercados para averiguar la respuesta emocional generada por el vídeo, que pone a prueba la teoría de que los hombres no pueden ir al baño cuando alguien les está observando. Be On y Realeyes demostraron que el vídeo obtuvo mejores resultados que el 95% de los anuncios y funcionó mejor entre el público de 18-34 años, que era a la vez el público objetivo de LG.

Aunque la emoción dominante durante los primeros 45 segundos fue la confusión, la felicidad se disparó súbitamente en el momento clave del vídeo, muy por encima de los márgenes en videos similares del sector y se mantuvo muy elevada a lo largo del resto del vídeo. Gracias a estos datos el equipo de LG pudo comprobar que la pieza creativa de vídeo tenía el efecto deseado entre la audiencia y que por tanto la distribución de la misma era clave para la campaña.

Realeyes complementa la presencia global de Be On, dando a las marcas acceso exclusivo a una gran base de datos de usuarios para testar el sentimiento generado por sus contenidos. Las pruebas se hacen a través de una webcam, lo que significa que se pueden llevar a cabo en cualquier lugar, en cualquier momento y a través de múltiples dispositivos a una selección de usuarios que han dado su consentimiento previo al test. A continuación se analizan los estudios en tiempo real para proporcionar a los anunciantes datos en torno a seis emociones básicas y criterios de rendimiento, tales como la atracción, retención, participación e impacto. De media, el proceso tarda 48 horas desde que se realizan las pruebas hasta el análisis de los resultados.

“Las emociones son la clave para una comunicación exitosa y nuestra plataforma de codificación facial puede revelar reacciones subconscientes a cualquier contenido de vídeo de forma rápida y a escala” afirmó Mihkel Jäätma, CEO de Realeyes.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir