Marketing

Yo o mi equipo: averiguando la verdadera personalidad de tus empleados

comunicación interna

equipoConocer el temperamento de las personas con las que trabajas es algo necesario puesto que mejora la relación entre los empleados, así como la productividad.

Si todavía no sabes por dónde comenzar tu análisis, probablemente necesites leer este post, en el que daré pistas que facilitarán tu tarea.

En primer lugar, debes ser consciente de que hay determinadas palabras que pueden reflejar lo que uno piensa. Algunas de estas palabras son: yo, mi, lo sé, claro… ¿Qué tienen todas en común? Que reflejan una personalidad un tanto egocéntrica e independiente. A personas de este tipo todo lo que los demás dicen o proponen les parece obvio. No quieren reconocer el éxito de los demás y están centrados tan solo en los resultados que ellos mismos han conseguido.

En el momento en el que una persona comience a utilizar constantemente este tipo de palabras, o hablar siempre de que él/ella lo ha hecho sola, entonces el trabajo en equipo se verá afectado. Nadie quiere destinar su tiempo a cosas que no le serán atribuidas y es por ello por lo que no es aconsejable tener en la empresa a empleados con estas características.

Supongo que ya os habéis encontrado con preguntas como esta en entrevistas del trabajo: ¿te gusta trabajar en equipo?, ¿has tenido experiencia en proyectos desarrollados en equipo?

Lo que dichas preguntas pretenden averiguar es tu capacidad de trabajar con otras personas, contribuyendo a la consecución de los objetivos anteriormente establecidos. Además, cada equipo tendrá que contribuir a los objetivos de la compañía, que forman parte de la estrategia general. Es decir, se trata de trabajar en equipos, en equipo.

Si no te gusta trabajar en equipo, debes tener mucho cuidado. No hagas este tipo de afirmaciones en entrevistas de trabajo, a no ser que se trate de un puesto de alto directivo. Tan solo en puestos de este tipo se necesitan personalidades como esta.

Si ahora nos ponemos en la piel del empleado, podremos imaginarnos la importancia que tiene el posible análisis de la personalidad de las personas que forman parte del departamento. ¿Cuál es el beneficio que tal análisis podría proporcionar? ¡Ser capaz de incrementar la productividad y mejorar la eficiencia!

Y ahora llega el momento de preguntarse, ¿qué deberá hacer un empleado si detecta que hay personas en su equipo a las que no les gusta colaborar? Deberá intentar cambiar sus creencias, algo que podría lograr por medio de reuniones regulares. Además, podría recurrir a la ayuda de alguien del equipo, dicha persona se encargará de acercarse al individuo y motivarlo, mostrándole que su trabajo es apreciado y que gracias al mismo se podrán conseguir mejores resultados. Es decir, deberá convencerlo de que sin él/ella, el equipo no sería tan productivo.

Pero, ¿por qué destinar tantos recursos en una persona? ¿Por qué no sustituirla? Porque en realidad hay personas que son difíciles de sustituir puesto que tienen muchos conocimientos y una experiencia sólida, que los convierte en estrellas. Pero esto no es lo único, a menudo se invierten grandes cantidades de dinero en formar a alguien. Tras ello, no es conveniente sustituirlo sin haber intentado el proceso anteriormente descrito.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir